Mercados

Fuerte rebote de Cetes; tasa líder reporta su mayor alza en 6 años

Es el más fuerte ajuste desde noviembre de 2008; sin embargo, el rendimiento es apropiado pues se ubica muy abajo de la lectura de inflación anual.
Antonio Sandoval
Antonio sandoval
14 enero 2015 5:0
Inflación de 2014, superará previsión de Banxico: Valeria Moy

La inflación de este año cerrará entre 4.1 y 4.2 por ciento, dato ligeramente por arriba del 4 por ciento que espera en Banco de México y en caso de que el Índice de Precios y Cotizaciones saliera de los rangos permitidos, Banxico tendría que subir la tasa de interés, comentó a El Financiero Bloomberg la académica Valeria Moy.

CIUDAD DE MÉXICO.- La tasa líder de los Cetes, a plazo de 28 días, registró su mayor alza desde la semana del 20 de noviembre de 2008, debido a las condiciones de volatilidad financiera y los riesgos en los mercados emergentes.

En la segunda subasta del año la llamada tasa líder registró un repunte de 0.36 puntos y se colocó en 2.79 por ciento; se trata del ajuste más importante en poco más de 6 años.

No obstante el fuerte incremento, la tasa líder de los Cetes mantiene un rango apropiado a las condiciones fundamentales de la economía; por ejemplo, se encuentra 1.29 puntos porcentuales abajo de la lectura de inflación del año pasado.

El ajuste también podría tener un origen técnico, toda vez que las dos semanas previas el rendimiento de los Cetes se colocó en mínimo histórico, el más reciente fue de 2.43 por ciento fijado apenas al inicio de año. La volatilidad financiera global y la cifra de inflación reportada la semana pasada por el banco central mexicano, complicaban que las tasas de interés se mantuvieran a la baja por mucho tiempo.

Un punto adicional es la presión que registran por la política monetaria de la Reserva Federal (Fed); para el consenso del mercado es inminente un ajuste al alza de la tasa de fondos federales, con influencia en las tasas mexicanas.

Bono de EU rompe piso de 1.9%; diferencial con México se mantiene

La caída del bono del tesoro estadounidense en el mercado de dinero fue un movimiento que permitió que el movimiento de tasas de interés en México se diluyera en los mercados.

Por lo tanto, el ajuste de las tasas de interés mexicanas permitirá que las condiciones en los mercados sigan equilibradas.

En la sesión de este martes el rendimiento de los bonos a plazo de 10 años en el mercado secundario de dinero estadounidense bajó a 1.89 por ciento, debido entre otras cosas a la demanda de activos de cobertura por la volatilidad que es casi la constante diaria.

Por su parte, la tasa de los bonos mexicanos al mismo plazo subió a 5.66 por ciento; dicho indicador está arriba en 2.87 puntos porcentuales respecto a la tasa líder vigente de los Cetes; dicha sobretasa es el costo por el riesgo financiero que paga México en el mercado de dinero nacional y global..

Lo anterior, arroja un diferencial de tasas en el llamado "fondeo secundario" de 3.77 puntos porcentuales, equivalente a un atractivo casi imposible de despreciar por parte de los inversionistas nacionales y sobre todo extranjeros.

Ciertamente México no es el país con la diferencia de tasas más atractiva, pero se compensa con los fundamentales del país; precisamente existe una relación inversa entre los fundamentales y el riesgo financiero: Entre más sólidos los primeros más bajo el segundo, y viceversa.

Sin embargo, la lectura de inflación del año pasado superó no solo las expectativas de los mercados sino también el límite de tolerancia del banco central mexicano que ha fijado un techo de 4 por ciento. En ese sentido, es probable que las tasas de rendimiento se mantengan con ligera tendencia alcista en la primera mitad de 2015, sin considerar el factor Fed.