Mercados

Fed y Banxico, así han modificado a la curva de rendimientos

El diferencial entre el costo del dinero en el corto y el largo plazo se ha reducido, al mismo que tiempo que se exige un mayor premio por invertir en instrumentos denominados en pesos. 
Esteban Rojas
Esteban Rojas
10 octubre 2016 12:13
yellen

(Bloomberg)

CIUDAD DE MÉXICO.- La Reserva Federal de Estados Unidos se encuentra en la ruta de incrementar el costo del dinero antes de que termine este año, situación que podría forzar al Banco de México a actuar en la misma dirección. De ser así, esta situación podría conducir a un aplanamiento de la curva de rendimientos, como ya se ha observado anteriormente.

De acuerdo a las negociaciones del mercado de futuros de los fondos federales, los participantes le dan una probabilidad de 64.3 por ciento a que la Fed eleve su tasa de referencia en su reunión del próximo diciembre, a pesar de cifras del mercado laboral norteamericano por debajo a lo esperado, publicadas el pasado viernes.

En tanto que para la reunión del 2 de noviembre, la probabilidad de un apretón al costo del dinero se ubica en solamente 17.1 por ciento.

Tanto en México como en Estados Unidos un alza en las tasas de referencia de los respectivos bancos centrales se ha traducido en un menor diferencial entre los rendimientos que dan los instrumentos de deuda de corto plazo y los de un horizonte mayor a un año.

En tanto que los diferenciales entre la curvas de rendimiento de ambos países se ha traducido no solamente en mayores premios otorgados por las inversiones en pesos con respecto a sus similares en Estados Unidos, sino también este proceso ha favorecido a los instrumentos de corto plazo.

A mediados de diciembre del año pasado, en los instrumentos de deuda en México proporcionaban en promedio un premio de 364 puntos base, para incrementarse al cierre del pasado viernes a 454 puntos.

En lapso señalado se ha observado también el crecimiento en los premios en instrumento de corto plazo con respecto a lo de un horizonte mayor entre México y los Estados Unidos. 

La evolución tanto de crecimiento en los premios que dan los inversiones denominadas en pesos, como su estructura a lo largo de la curva de rendimientos, obedece a la divergencia en las políticas monetarias entre el Banco de México y la Reserva Federal de Estados Unidos.

Banxico pasos delante de la Fed

El Banco de México ha incrementado en 175 puntos base a su tasa de referencia desde diciembre del 2015 a la fecha, lo cual representa su mayor ciclo de aumento en el costo del dinero desde el 21 de enero del 2008, cuando sustituyó el esquema del corto por la actual tasa objetivo.

En términos comparativos internacionales, las medidas aplicas por el Banco de México, ubican a su política monetaria como una de las más restriccionistas en el mundo en lo que va del presente año, solamente por detrás de la aplicada por Egipto, Argentina y Colombia. Estas últimas naciones con problemas visiblemente mayores en materia de estabilidad financiera.

La postura del Banco de México lo ha llevado a que el diferencial de tasas con la Reserva Federal alcance un máximo no visto desde 2009, al ubicarse en la actualidad en el rango de 4.25 a 4.50 puntos.

En caso de que la Fed aumente su tasa de referencia el próximo diciembre, no está claro todavía que se modifique la estructura de tasas entre ambos países, debido a que Banxico puede actuar en la misma dirección.

No obstante, un factor desequilibrante lo puede constituir el factor político, sobre todo en caso de que Donald Trump gane la presidencia de Estados Unidos, lo que puede traer la exigencia de un mayor premio para invertir en México.