Mercados

Fed sube tasa y anuncia plan sobre hoja de balance

Una de las sorpresas que dio la Fed en su comunicado fue su plan para reducir su importante tenencia de bonos de su hoja de balance en los próximos meses de forma gradual, hasta que el Comité juzgue que la tenencia de bonos ya no es necesaria.
Clara Zepeda
Clara Zepeda
15 junio 2017 5:0
FED

FED (Reuters)

Como era esperado por el mercado, la Reserva Federal (Fed) aumentó su tasa de referencia en 25 puntos base, para llevarla ahora a un rango de entre 1.00 y 1.25 por ciento.

Sin embargo, sí dio una sorpresa al publicar un documento en donde explica su plan para reducir su abultada hoja de balance, un procedimiento al que el mercado estará atento en los próximos meses.

Según el comunicado, el banco central comenzará este proceso este mismo año, toda vez que la economía ha avanzado en línea con lo anticipado.

Hasta ahora, la estrategia delineada por la el FOMC consiste en utilizar sólo una parte de los pagos que reciba de los vencimientos de bonos y con ello volver a comprar títulos, lo cual, comenzará a reducir su tenencia de esos instrumentos.

“Para los pagos de capital que reciba la Fed de los bonos del Tesoro, el Comité estima que el techo (de reinversión) será de seis mil millones de dólares inicialmente, y que irá aumentándolo en seis mil millones cada mes durante 12 meses, hasta que alcance un techo de 30 mil millones de dólares”, explicó el banco central.

Para el caso de los bonos respaldados por hipotecas tiene un plan similar, pero iniciará con cuatro mil millones de dólares y llegaría hasta 20 mil millones.

Adicionalmente, la Fed aseguró que espera que los techos de reinversión se mantengan estáticos, una vez que hayan alcanzado un nivel que le permita continuar con la reducción de su balance de manera “gradual y predecible”, hasta que el Comité juzgue que la tenencia de bonos de la Fed ya no es necesaria.

Tras la crisis financiera que explotó en 2008, la Fed, como un instrumento no convencional de política monetaria, comenzó a comprar a bancos comerciales e instituciones financieras bonos del Tesoro y bonos respaldados por hipotecas.

Esta medida tuvo como objetivo dotar de liquidez a los inversionistas, para que éstos lo utilizaran en actividades productivas y así estimular la economía.