Mercados

Fed ‘paciente’ confirma política monetaria dovish

La vacilante expansión de la economía mundial, el desplome de los precios del petróleo y la inesperada crisis en Rusia, incluyendo bajos niveles de inflación en EU, son razones suficientes para que la Reserva Federal mantenga su postura “dovish”.
Efraín Hilario
Efraín H. Mariano
19 diciembre 2014 5:10
[A partir de este mes, la Fed reducirá en 10 mil mdd sus estímulos economicos. / Bloomberg / Archivo]

[A partir de este mes, la Fed reducirá en 10 mil mdd sus estímulos economicos. / Bloomberg / Archivo]

CIUDAD DE MÉXICO.- El cambio de lenguaje de la Fed, que ha eliminado la promesa de bajas tasas de interés por un “periodo prolongado”, y ha sumado la palabra “paciente” para decidir el momento oportuno para elevar el costo del crédito, fue suficiente para reactivar el apetito por el riesgo en los mercados financieros.

La palabra “paciencia” ha borrado las expectativas de un incremento de tasas de interés dentro del primer semestre del próximo año.

Esa expectativa renovó las apuestas por el riesgo y levantado estimaciones respecto a que el primer incremento de tasas desde 2006, podría llegar hasta finales de 2015 o inicios de 2016.

Rusia atrae la mirada del mundo
Las miradas de la comunidad inversora también se dirigen a Europa del Este, específicamente a Moscú.

Lo anterior, después de las recientes intervenciones del banco central de Rusia y del gobierno de país para impedir el colapso del rublo, que llegó a alcanzar una cotización sin precedentes de 80 unidades por dólar.

El presidente ruso y jefe del Kremlin, no tuvo los argumentos para alejar al fantasma de una nueva recesión en la economía del país, como la sufrida en 1998, cuando cayeron en default.

De hecho, los riesgos de un default son considerados como una seria pero potencial amenaza en el caso de la economía rusa.

La agencia de calificación Fitch advirtió que la extrema volatilidad del rublo y el alza en las tasas de interés va a agravar la recesión en Rusia el año próximo, incluso, con un decrecimiento superior a 5 por ciento.

Las sanciones comerciales para este país son otro factor que le pegó a su economía en las semanas recientes; el panorama para la economía del gigante de Europa del este no son favorables.