Mercados

Expectativas de menor ritmo de crecimiento económico mundial

Variables. La Burbuja bursátil china y la quiebra de Grecia, tendrían un impacto limitado en el crecimiento económico mundial, según el FMI
Efraín Hilario
Fondo Monetario Internacional

Fondo Monetario Internacional

Para el Fondo Monetario Internacional (FMI), el reciente desplome bursátil de China y la crisis financiera de Grecia, tendrían un impacto limitado en el ritmo de crecimiento de la economía mundial para este año.

A primera vista esa expectativa parece positiva; sin embargo, tras la revisión a la baja de las previsiones anuales de la economía mundial por parte de misma institución financiera, resulta interesante saber cuáles son las razones principales que la han llevado a modificar la meta a la baja; sobretodo, observando que ésta ahora se dirige a su menor expansión en seis años.

Previsión mundial a la baja
De acuerdo con la última actualización de previsiones del FMI, la economía mundial experimentará un crecimiento de 3.3 por ciento en este año, no sólo un 0.2 de punto porcentual inferior a la proyección anterior, sino menor a su expansión del año pasado, de 3.4 por ciento.

Ahora, si el dólar fuerte, la burbuja bursátil china y la quiebra de Grecia, no representan los principales frenos del ritmo de crecimiento de la economía mundial, entonces cuáles son los factores que la están arrastrando a su menor ritmo de expansión desde la crisis financiera internacional de 2009.

Según el FMI, la reducción de sus previsiones de crecimiento obedece en realidad a un factor antiguo y temporal: el enfriamiento de la economía estadounidense del primer trimestre del año por el impacto de un fuerte invierno.

Recorte de crecimiento en EU
El FMI ha recortado en 0.6 puntos a 2.5 por ciento la proyección anual de la mayor economía del mundo, después de una contracción de la misma de 0.2 por ciento en el primer trimestre.

La reciente fortaleza del dólar, cuyo índice medido frente a las principales divisas del mundo acumula una ganancia cercana al 7 por ciento en lo que va del 2015 y se acerca a sus máximos de 12 años, representa un problema para algunas economías, incluyendo la estadounidense, al volver menos atractivos y competitivos sus productos en el mercado internacional.

De hecho, economías exportadoras de materias primas como Canadá, Brasil y México resentirán el impacto de un dólar fuerte, contribuyendo también en un menor ritmo de crecimiento de la economía mundial.

Economía china sin cambio
Incluso la desaceleración de la economía de China, más que el propio desplome de 30 por ciento de la bolsa de Shanghai de las tres semanas recientes, supone un freno mayor para la economía global, que su propio problema bursátil.

El FMI espera que un crecimiento de 6.8 por ciento de la economía de China, una previsión sin cambios con relación a su proyección inicial, pero que representaría la más baja desde 1991.

Recesión rusa se recrudece
Incluso, el recrudecimiento de la recesión en Rusia, que se espera experimentará una contracción del 3.6 por ciento en 2015, mucho mayor a las proyecciones a inicios del año, de sólo un decrecimiento de 1.0 por ciento, significarán un problema mayor para la economía global.

Para el FMI, la crisis financiera de Grecia --país con menos de 0.5 por ciento del PIB mundial--, no tendría una repercusión importante; de hecho, ha dejado sin cambios sus proyecciones para la zona euro (+1.5 por ciento), Alemania (+1.6 por ciento) y Francia (+1.2 por ciento).

Con todo, incluyendo una gradual alza de tasas de interés en Estados Unidos, el FMI espera que el crecimiento mundial mejore a un ritmo de 3.8 por ciento en el 2016, de la mano de una mayor expansión en Estados Unidos y Europa.