Mercados

Dinero en circulación puede indigestar economía mexicana

Nuestra economía corre el riesgo, paradójicamente, de indigestarse por una elevada liquidez, proveniente de los flujos de capitales del exterior, en busca de mejores rendimientos.
Álvaro Montero
Estaban Rojas
22 julio 2014 5:0
Billetes mexicanos. (Arturo Monroy)

Peso mexicano

CIUDAD DE MÉXICO.- La base monetaria, compuesta básicamente por los billetes y monedas en circulación, experimentó un incremento de 14.1 por ciento anual el pasado 17 de julio, al ascender a 882 mil 807 millones de pesos, según datos del Banco de México (Banxico).

El comportamiento del circulante supera ampliamente al dinamismo de la economía y del incremento en los precios al consumidor, lo que de no corregirse puede generar desequilibrios en las tasas de interés.

CIFRAS MUESTRAN CONTRASTES
En el lapso que va del 1 al 17 de julio del presente año, el crecimiento promedio de la base monetaria fue de 13.0 por ciento, lo que contrasta con el 3.6 por ciento que en promedio aumento en julio de 2013.

De acuerdo con la explicación del Banxico, el crecimiento del circulante no tiene nada de extraordinario, dado que “se estima que este comportamiento es congruente con el patrón estacional de la demanda por base monetaria”.

Sin embargo, para ser considerado como un comportamiento estacional, debería ser solamente de algunos días e incluso semanas, pero no de meses, como sucede en todo lo que va del año.

A partir del pasado abril, la base experimentó un crecimiento por arriba de dos dígitos, para promediar un aumento ligeramente superior al 13 por ciento anual.

El aumento de la inflación en el presente mes es posible que se pueda acercar al 4.0 por ciento a tasa anual, y es probable que la economía mexicana, en el arranque del tercer trimestre, esté creciendo ligeramente por arriba del 2.0 por ciento.

Sumados, el aumento de la inflación y el dinamismo de la economía, la base monetaria no debería estar creciendo por arriba del 7.0 por ciento a tasa anual. Sin embargo, lo hace al doble, al aumentar 14.1 por ciento en el pasado 17 de julio.

Flujos de capitales del exterior
La compra de valores de deuda gubernamental por parte de extranjeros tocó los dos billones de pesos por primera vez en la historia, equivalentes a 154 mil 343 millones de dólares.

De acuerdo con Gerardo Copca analista de MetAnálisis, “los capitales del exterior todavía buscan aprovechar el diferencial de tasas de interés a favor de nuestro país”.

EFECTOS SECUNDARIOS
El efecto puede traer algunas distorsiones, entre ellas las siguientes:
1) Presiones inflacionarias;
2)Inducir una sobrerreacción a la baja en las tasas de interés, y
3) En momentos de incertidumbre, aumenta el riesgo de que los recursos se puedan dolarizar.
La economía mexicana corre el riesgo, paradójicamente, de indigestarse por una elevada liquidez, proveniente de los flujos de capitales del exterior, en busca de mejores rendimientos. Este comportamiento todavía se podría acentuar por conflictos de carácter geopolítico, como el relacionado con Ucrania.

Algunos capitales dirigidos a Europa del este podrían orientarse a naciones emergentes en otras latitudes, en donde se presente un mejor balance entre rendimiento y riesgo, en el que México puede resultar competitivo.

Asentadas ahí
Las existencias en la bolsa de metales se encuentran en su peor nivel en 6 años, lo que ah impulsado los precios del metal rojo