Mercados

El valor de una industria

Antes de invertir, debes diferenciar entre el precio de adquirir el activo y el valor que esperas obtener de él.
Rincón Del Experto
Eduardo Yglesias
24 julio 2017 4:55
Etiquetas
Fondos de inversión. (www.profuturo.mx)

Fondos de inversión. (www.profuturo.mx)

Hemos comenzado a transitar el segundo semestre de 2017 con una expectativa muy diferente a la que se preveía al inicio del primer semestre, donde la incertidumbre estaba muy presente, principalmente por el rumbo de la relación México-Estados Unidos en materia comercial y política.

Sin embargo, durante lo que va del año, la percepción ha sido más favorable a lo esperado en materia financiera, como lo ilustra la cotización actual del peso frente al dólar, en niveles similares a mayo de 2016 y un nivel superior a las 50,000 unidades por parte del referente del mercado de capitales, así como la tasa de referencia en 7%.

Ante tal contexto, es relevante dimensionar las opciones donde podemos encontrar “valor en nuestras inversiones”, considerando la condición cambiante que presentan las mismas, ante los diversos acontecimientos que influyen en los mercados.

En este sentido, la búsqueda de valor se puede iniciar con diferenciar entre el precio por adquirir una inversión y el valor que esperamos obtener en el tiempo por la misma.

Como muchas veces se cita la frase de Warren Buffet, “precio es lo que pagas, valor es lo que obtienes”, destacando que no necesariamente el precio o cotización actual de los activos se reflejan inmediatamente. De ahí se desprenden dos importantes retos para el inversionista: primero identificar el valor en el producto o activos que existen y segundo, participar en el mismo al mejor costo o precio posible.

Sin duda un producto que permite ampliar de manera eficiente las oportunidades de encontrar valor con toda la infraestructura de análisis, tecnología, regulación, transparencia y capital humano son los fondos de inversión.

En la oferta actual de la industria de fondos de inversión en nuestro país, el valor se puede encontrar entre los más de 600 fondos que la constituyen, tanto de gestión activa (no replica un referente) como pasiva (replica un referente).

Por ejemplo, en el caso de los fondos de renta variable, la estadística de mejor desempeño en la última década de acuerdo con información de Morningstar, favorece a fondos de gestión activa, los cuales difieren de la composición del índice referente de la bolsa mexicana.

En este tipo de fondos, los componentes de valor se encuentran presentes en el descuento o abaratamiento del precio -con respecto al valor- que tienen las emisoras de las compañías que los integran y conforme ese precio se aproxima a un valor más acorde a sus fundamentos, poco a poco se concretan las respectivas tesis de inversión.