El mercado le pone piso al nivel de tasas de interés
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

El mercado le pone piso al nivel de tasas de interés

COMPARTIR

···
Dinero

El mercado le pone piso al nivel de tasas de interés

Las señales de la Fed impactan en los réditos mexicanos interbancarios y de menudeo; rebotes en casi todos los indicadores de referencia

Antonio Sandoval
29/05/2014

CIUDAD DE MÉXICO.- Las tasas de interés en México han llegado a su piso, impactadas por la expectativa de que la política monetaria del Banco de la Reserva Federal (Fed) de Estados Unidos dará un giro inminente en los próximos meses.

De acuerdo con las cifras oficiales disponibles, los réditos de las tasas de interés interbancarias, así como las del fondeo gubernamental y bancario, junto con las de los créditos (en especial para el consumo), ya detuvieron la trayectoria descendente que las caracterizó; incluso en los primeros meses del año en curso, han marcado piso.

Así, la Tasa de Interés Interbancaria de Equilibrio (TIIE) a plazo de 28 días tuvo un “rebote” en abril cuando su promedio se colocó en 3.80 por ciento, el nivel más alto desde octubre del año pasado; en el presente mes se mantiene sin variaciones, el rédito ya puso un “piso” en el mercado.

,,

Lo mismo sucede con el indicador a plazo de 91 días, entre abril y mayo ha registrado su punto más alto en 6 meses rebotando desde niveles inferiores a 3.80 por ciento.

Si de costos crediticios se trata, el promedio oficial del crédito al consumo en su tasa bimestral más reciente, la de febrero, marcó un repunte moderado pero suficiente para colocarse en el punto más alto desde diciembre de 2012; la tasa nominal actual es de 28.24 por ciento, la mayor desde el último mes de 2012 cuando se colocó en 30.32 por ciento.

En el llamado fondeo bancario la tasa promedio de mayo será la mayor del año, y la misma tendencia se registra en el mercado gubernamental.
No se trata de ajustes de gran magnitud, pero sí de la interrupción de una tendencia que se inició hace casi dos años.

El solo hecho de que en Estados Unidos se modifiquen las expectativas de política monetaria hacia un incremento de tasas en los próximos meses, resulta suficiente para fijar pisos en los niveles de los réditos mexicanos tanto interbancarios como de menudeo; las señales provenientes del vecino del norte indican que ya no bajarán las tasas de interés en México, así de relevante es la Fed para México.

El principio del fin
En realidad las primeras señales provenientes de Estados Unidos se detectaron en marzo pasado, cuando después de su primera reunión como presidenta de la Fed, Janet Yellen aseguró que las tasas de interés podrían subir seis meses después de que se terminara el retiro de estímulos en ese país, lo que sucederá de acuerdo con el calendario vigente en noviembre próximo.

Los mercados reaccionaron en consecuencia, especialmente se detectaron presiones en las divisas de las plazas emergentes, aunque no fueron de gran magnitud.

Unas semanas después la propia Yelen recompuso lo dicho y dejó la puerta abierta para que las tasas de interés en su país se mantuvieran cercanas a cero por ciento, el tiempo que fuera necesario.
Los mercados tienen confianza, pero también saben que difícilmente un banquero central habla sin sustento, mucho menos la titular de la Fed.
En el caso de México es notorio cómo las tasas de interés se “detuvieron” a partir de marzo.

Los efectos de la fed
La serie de números y tendencias que se han mencionado, se resumen en el hecho de que las tasas de interés en México ya no bajarán.
Los costos de los créditos han llegado a su piso, cuando menos de corto plazo; los agentes económicos, entre los que destaca de manera particular el sector financiero, asumen las señales y el contexto vigente.
Tampoco existen señales de que vayan a subir los réditos, al menos no en el corto plazo.

Pero todo depende de la forma en que se lleve a cabo el incremento de tasas de interés en Estados Unidos, y desde luego el momento.
Los periodos históricos de ajustes de tasas en el vecino del norte señalan que la corrección realizada por la Fed incluye un periodo promedio de 1.6 años.

Lo anterior significa que posiblemente la corrección de la Fed, que según las expectativas iniciará a mediados de 2015, podría terminar a finales de 2016, cuando este banco central alcance la “zona de confort”.