Mercados

El BCE está listo para actuar, anticipan mercados financieros

La compra de bonos soberanos podría llegar hasta 700 mil millones de dólares; el euro sigue su camino bajista frente al dólar.
Efraín Hilario
Efraín H. Mariano
21 enero 2015 5:0
[El efecto negativo del recorte del QE ya había sido absorvbdo por el mercado./Reuters]

[El efecto negativo del recorte del QE ya había sido absorvbdo por el mercado./Reuters]

Nunca como ahora los mercados financieros del mundo se han volcado en un solo consenso, la inminente actuación del Banco Central Europeo (BCE) mediante la compra de bonos soberanos en los mercados de la región, a fin de atajar las presiones deflacionarias y estimular el crecimiento económico.

Los mercados financieros descuentan que el BCE anunciará mañana jueves la llamada flexibilización cuantitativa (Quantitative Easing, por sus siglas en inglés), que supondría la compra de deuda pública de los países miembros, por un monto de entre 550 mil y 600 mil millones de euros, aproximadamente 700 mil millones de dólares.

Los estímulos cuantitativos serán el antídoto, ya probado en Estados Unidos, que pondrá en marcha el BCE.

En la más reciente reunión de la institución, el mes pasado, su presidente Mario Draghi no dejo lugar a dudas: el BCE va a actuar de forma clara y decidida para contrarrestar la caída de los precios y para intentar sacar a la zona del euro del estancamiento económico.

Incluso, el presidente de Francia, Francois Hollande, se pronunció este martes al considerar que es un hecho que el principal organismo monetario europeo comprará deuda soberana a partir del jueves.

Las bolsas lo descuentan

Las plazas bursátiles europeas reflejan ya han descontado la actuación del BCE.

Las plazas de Milán, París, Amsterdam, Francfort, Madrid y Londres acumulan avances de 6.77, 5.28, 4.76, 4.48, 4.43 y 3.63 por ciento en las últimas cuatro jornadas, justo cuando la expectativa de un nuevo estímulo cobró mayor fuerza.

La fuerza de las bolsas de valores europeas en las sesiones recientes, anticipan un periodo de liquidez por ser el mercado al que llega con más rapidez la inyección de recursos del banco central.

En el mercado cambiario el euro ha profundizado su depreciación hasta 1.1459 por dólar, lo que significa su menor cotización en 11 años, y también la más baja desde su lanzamiento en 1999.

La masiva impresión de dinero estaría destinada a sumar liquidez al sistema financiero para “estabilizar” la inflación e “impulsar” el crecimiento europeo.

Lo único que faltaría sería conocer las características concretas de este plan: su volumen total, sus condicionantes, duración y modo de articulación. Todo indica que el jueves llegó la hora para el BCE.

Un evento que aún podría postergar el anuncio del plan es la cercanía de las elecciones en Grecia, que tendrán lugar el próximo domingo 25 de enero, y que podrían persuadir a algunos miembros del BCE a esperar unos días más antes de “jalar del gatillo”.

El BUBA y el BNS ya hablaron
Para que el BCE tenga vía libre en la implementación de los estímulos monetarios hace falta que el influyente BundesBank, banco central alemán, modifique su postura antiestímulos, algo que no ha hecho por completo, aunque al menos en las últimas semanas abrió la puerta al asegurar que apoyaría al BCE en cualquier medida que adopte.

La estrategia se tiene tan descontada en los mercados que incluso el Banco Nacional Suizo realizó la semana pasada dos ajustes preventivos para proteger a su moneda y su sistema financiero, de una potencial lluvia inicial de liquidez.

Reacción negativa si el BCE desilusiona
Pese al consenso, no se descarta que el BCE desilusione a los mercados y decida no hacer nada hasta marzo.

En ese caso los expertos consideran que las bolsas de valores reaccionarán negativamente y regresarán las ganancias de los días recientes.

Efecto que podría contagiarse a otros mercados; este jueves los ojos del mundo miran hacia Francfort.