Mercados

El Banco de China maniobra; inyecta “vitaminas” al dragón

China recortó inesperadamente sus tasas de interés para “vitaminar” el ritmo de crecimiento de la segunda mayor economía del mundo.
Álvaro Montero
Efraín H. Mariano
24 noviembre 2014 5:5
Yuan

El Banco Popular de China flexibiliza la cotización del yuan. (Reuters)

CIUDAD DE MÉXICO.- El país asiático se encamina a su menor expansión económica en casi un cuarto de siglo.

El Banco Popular de China informó que reducirá la tasa referencial de crédito a un año en 40 puntos base, a 5.6 por ciento, además indicó que las tasas referenciales de depósitos a un año serán rebajadas en 25 puntos base.

La maniobra no tiene otro interés que estimular el crédito, y por consecuencia, las inversiones y el empleo, sobre todo para millones de Pymes. Simultáneamente, beneficia a las inversiones en los mercados de riesgo, al volverlos más atractivos por ofrecer mejores rendimientos.

El recorte –primera medida de ese tipo desde julio de 2012– llegó un día después de conocer datos que mostraron un estancamiento del sector manufacturero y una debilidad en el mercado de bienes raíces, dos pilares del crecimiento económico del gigante asiático.

Las previsiones generales apuntan a que el crecimiento económico de China probablemente se desacelerará a niveles de 7.4 por ciento en 2014, lo que representaría su menor expansión desde 1990, frente al 7.7 por ciento del año pasado.

La decisión del Banco de China, que se había enfocado en la flexibilidad monetaria y la inyección de liquidez, se alinea a las políticas de impulso del Banco Central de Europa y del Banco de Japón, pero contrasta con la postura menos expansiva de la Reserva Federal de Estados Unidos, que se encamina a normalizar su política monetaria.