Mercados

Dólar tocó fondo y mercados subestiman a la Fed: Goldman Sachs

La divisa estadounidense avanzó la semana pasada casi 1 por ciento frente a un mínimo de doce meses pese al débil dato de las nóminas no agrícolas de abril.
Álvaro Montero
Goldman Sachs

(Bloomberg)

El billete verde avanzó la semana pasada casi uno por ciento frente a un mínimo de doce meses pese al dato de las nóminas de abril, el cual mostró el crecimiento del empleo más débil de los últimos siete meses.

Goldman Sachs dice que el repunte del dólar tras el informe de los datos muestra que las expectativas del mercado respecto al crecimiento económico y a la subida de tipos de la Reserva Federal habían caído en exceso y demasiado rápido, lo que posiciona a la moneda para un repunte. Los analistas de Société Générale SA y Brown Brothers Harriman & Co. se muestran menos optimistas y dicen que una recuperación más amplia dependerá de nuevos datos económicos.

“Seguimos siendo optimistas respecto al dólar y creemos que la trayectoria será al alza”, dijo Robin Brooks, analista de divisas de Goldman Sachs en Nueva York. “La reacción del viernes a un dato del empleo más débil de lo previsto fue significativa: la cifra de empleos fue decepcionante pero el dólar repuntó”.

Goldman Sachs estima que el dólar avanzará un 15 por ciento en los próximos dos años con la normalización de la política monetaria en Estados Unidos, dijo Brooks en un informe el martes. No es la primera vez que el banco afirma su previsión optimista para la moneda estadounidense en los últimos meses, una postura que no siempre ha sido acertada. Goldman Sachs cerró en febrero una posición del dólar respecto a una cesta compuesta de euros y yenes con el mismo peso -una de sus principales recomendaciones para 2016- con una pérdida potencial del 5 por ciento.

El billete verde registró el mayor avance de los últimos seis meses la semana pasada, reduciendo las pérdidas en 2016 al 4.1 por ciento. El dólar cayó por tercer mes consecutivo en abril, el período más largo desde antes de embarcarse en un alza del 20 por ciento en julio de 2014, por las expectativas del mercado de que la Fed podría subir las tasas más pausadamente por las dificultades de la desaceleración del crecimiento económico mundial.

El Bloomberg Dollar Spot Index, que mide el rendimiento del billete verde frente a otras diez monedas, apenas registró cambios ayer, tras avanzar un 1.5 por ciento la semana pasada, la mayor ganancia desde el 6 de noviembre. La divisa estadounidense cayó 0.6 por ciento a 108.61 yenes, luego de haber cerrado el martes al nivel más alto desde el 27 de abril.

Miembros de la Fed han sugerido que hay una mayor posibilidad de una subida de tipos a corto plazo y han señalado que la reunión de junio del responderá a los datos económicos, y que prevén dos posibles subidas de tipos este año. Pero los mercados no están convencidos.

Los operadores han descontado significativamente la probabilidad de una actuación de la Fed antes de septiembre, y apuestan a una probabilidad del 6 por ciento de una subida de tipos el mes que viene –una prueba, dice Goldman, de que los mercados no están mirando a la Fed y siguen a otros bancos centrales respecto al dólar.

“De alguna forma, la Fed ha quedado relegada a un segundo plano respecto al dólar recientemente”, dijo Brooks.