Mercados

Diferencial de tasas en México podría perder ‘sex appeal’

Las tasas que pagan los principales instrumentos de renta fija mexicana atraen a los inversionistas, pero este atractivo se está diluyendo por la debilidad del peso frente al dólar, la caída de las expectativas económicas y una mayor inflación.
Clara Zepeda
¿Alza de tasas y más recortes?

¿Alza de tasas y más recortes?

Durante 2016, el diferencial de tasas entre los bonos de México y los de Estados Unidos alentó a los inversionistas extranjeros a que mantuvieran su tenencia en bonos locales casi intacta. Sin embargo, el tipo de cambio, además de la política, las decisiones monetarias, el bajo crecimiento económico y el deterioro de las expectativas de la inflación en el país, podrían revertir esta tendencia.

Según datos del Banco de México, el saldo de la tenencia de valores gubernamentales de inversionistas residentes en el extranjero al cierre de 2016 fue de 2.105 billones de pesos, lo que representó una caída de apenas 0.94 por ciento con respecto a la cifra alcanzada en 2015.

Por ahora, el diferencial de tasas entre los bonos a 10 años de México y Estados Unidos es amplio, de alrededor de 530 puntos base, y así seguiría, aseguran analistas, dado que Banco de México podría subir por lo menos 100 puntos base la tasa de fondeo este año, mientras que la Fed elevaría unos 75 puntos base.

No obstante, en lo que va del año, el peso se ha depreciado más de 3.5 por ciento, y casi 20 por ciento en los últimos dos meses. Lo anterior reduce el atractivo de las notas mexicanas para los inversionistas extranjeros, pues la depreciación del peso les resta rentabilidad a las notas gubernamentales.

Para Patricia Berry, directora de Investigación y Análisis de Intercam Casa de Bolsa, los mayores riesgos son los posibles conflictos con Trump, proteccionismo severo o hasta una guerra comercial, entre los más importantes.

En la misma línea, el Banco de México advirtió que la posible implementación en Estados Unidos de políticas proteccionistas afectarían los flujos comerciales y de inversión de hacia México, por lo que el tipo de cambio ha escalado cotizaciones máximas de 21.72 pesos por dólar.

Salvador Orozco, analista del mercado de dinero de Santander, explicó que la Reserva Federal también juega un papel importante.

“El tema de la Reserva Federal también es relevante, en un entorno de elevada incertidumbre sobre el nuevo gobierno en Estados Unidos y, en donde, se ha mencionado la propuesta de un plan fiscal por parte de Donald Trump, que podría presionar las tasas de interés en ese país a la alza”, dijo. “(Existe) el riesgo de que se reviertan los flujos (a mercados emergentes), y que en nuestro caso, son necesarios para financiar el déficit de la cuenta corriente y el déficit público”.