Mercados

Deuda privada comienza a enfriarse ante alza de tasas

Las empresas mexicanas bajaron el ritmo de la emisón de deuda en el mercado interno, como respuesta a la tendencia alcista que han mostrado las tasas de interés
Esteban Rojas
Esteban Rojas
06 septiembre 2016 7:45
pesos

(Especial)

Las empresas en México han desacelerado la colocación de deuda en el mercado interno como respuesta a la tendencia alcista que han mostrado las tasas de interés, a lo que se ha sumado menores requerimientos de recursos ante la pérdida de fuerza de la recuperación económica.

El saldo de la emisión interna de deuda por parte de las empresas listadas en la Bolsa Mexicana de Valores presentó un tasa de crecimiento anual del 7.8 por ciento en el segundo trimestre del 2016, cifra menor al 15.5 por ciento reportado a finales del año pasado, de acuerdo a las últimas cifras dadas a conocer por el Banco de México.

Entre los factores que pueden explicar la pérdida de dinamismo en la colocación de deuda en el mercado interno, se encuentra el mayor costo en que han tenido que incurrir las empresas derivado de los premios exigidos por parte de los compradores de dicho papel.

Costo del dinero al alza

Las tasas de interés de deuda privada a corto plazo, es decir, con un vencimiento de hasta un año, se han incrementado en promedio 1.11 puntos porcentuales de diciembre del 2015 a julio del presente año. En tanto las de mediano plazo, con un horizonte de vencimiento superior a un año, han subido en 0.62 puntos, en el mismo periodo de referencia.

La pérdida de fuerza en el crecimiento del saldo de la deuda en instrumentos de emitidos en el mercado interno, por parte de empresas listadas en bolsa alcanzó, no impidió que su saldo alcanzara la cifra sin precedente de 380 mil 762 millones de peso al cierre del pasado junio, con base en datos de Banxico.

El mayor costo incurrido por las empresas al recoger recursos para financiarse vía colocación de deuda de corto plazo, se debe en buena parte, a que estos son más sensibles a las variaciones en la política monetaria del instituto central.

De diciembre del 2015 a la fecha, la tasa de referencia de Banxico tiene un aumento acumulado de 1.25 puntos, muy similar a los 1.11 que han experimentado las tasas de colocación de las empresas en la emisión interna de instrumentos de deuda con vencimiento de hasta un año.

Las presiones de alza sobre el costo del dinero se pueden agudizar en los próximos meses, debido a que se espera una mayor inflación en México y la cada vez más cercana posibilidad de que la Reserva Federal pueda anunciar un nuevo incremento en su tasa de referencia, acaulemente en el rango de 0.25 a 0.50 por ciento.

El ‘efecto Banxico’

De acuerdo a la última encuesta del instituto central entre especialistas del sector privado, se le da una mayor probabilidad de que se pueda registrar un nuevo aumento en la tasa objetivo de Banxico durante el cuarto trimestre de este año.

Los premios exigidos por los compradores de instrumentos de deuda gubernamental podrían ser mayores en los próximos meses, dependiendo también de la incertidumbre y de los temores derivados del proceso y el resultado de las elecciones en Estados Unidos.

La pérdida de dinamismo obedece, en una buena parte, al aumento en el costo del dinero. Las tasas de interés de deuda privada de corto plazo han subido de 3.60 por ciento en promedio durante diciembre del año pasado a 4.71 en julio del presente año. En tanto que las tasas de mediano plazo pasaron de 5.87 en promedio a 6.49 por ciento, en el mismo periodo de referencia.