Mercados

¿Cuáles son los riesgos
de las tasas negativas?

El Instituto de Finanzas Internacionales estima que unos diez billones de dólares en deuda se transa actualmente a tasas de interés negativas.
Clara Zepeda
[El valor promedio de cada envío de remesas fue de 293 dólares. / Bloomberg / Archivo]  

[El valor promedio de cada envío de remesas fue de 293 dólares. / Bloomberg / Archivo]

La búsqueda de refugio sigue presente en los mercados financieros y países como Alemania, Suiza, Holanda y Japón registran rendimientos negativos en sus bonos a diez años, una dinámica que, según analistas, es reflejo de un clima de tensión.

Para Joel Virgen, subdirector de Análisis Macroeconómico y Mercados de Banamex, los mercados están en un terreno inexplorado.
“No se tiene un precedente de política para juzgar la efectividad de políticas con tasas negativas”, aseveró.

Por otro lado, Mario Copca, director de Análisis y Estrategia del Mercado de Dinero y Deuda de MetAnálisis, explicó que existe el riesgo de que se estén gestando burbujas y que tarde o temprano haya una reacción brusca, ya sea el mercado de renta fija o en el de renta variable.

“Ya sea que los inversionistas descubran que hay una economía en crecimiento y tener bonos no sea la opción -que es un escenario poco probable ya que Estados Unidos va a subir sus tasas de referencia cuando perciba dinamismo económico y su inflación se perfile a 2.0 por ciento- o múltiplos altos en las bolsas de valores y con un débil dinamismo de la actividad económica”, precisó Copca.

“Van a terminar reconociéndolo y vendría el rompimiento de las burbujas”.

Cuestionado sobre si las tasas negativas son síntoma de enfermedad, Gerardo Orendain, director del Segmento Wealth de BlackRock de México, aseveró que hay un entorno de políticas monetarias divergentes, en donde algunos tienen que apretar las políticas monetarias, como el caso de Japón.

“No se había visto en mucho tiempo, el hecho de tener que darle dinero a un banco central por diez años y que un inversionista tenga que pagar es el resultado de un intento por reactivar la economía y que no se había visto bastante tiempo atrás”, explicó Orendain.

El Instituto de Finanzas Internacionales estima que unos diez billones de dólares en deuda se transa actualmente a tasas de interés negativas.

Entonces, ¿por qué comprar un bono de rendimiento negativo? La compra de bonos con rendimiento negativo conlleva una pérdida garantizada si se lo retiene hasta su vencimiento, pero un operador bursátil puede generar una ganancia vendiendo sus tenencias a un precio superior y un rendimiento inferior, siempre y cuando alguien más piense que los bancos centrales seguirán empujando las tasas para que se ubiquen en niveles inferiores a cero.