Mercados

Con el radar en la reunión de Banxico

La lenta recuperación de la economía mexicana, hace necesario la aplicación de estímulos adicionales, entre los que debería estar menores tasas de interés.
Esteban Rojas
20 marzo 2014 10:16
[Banxico se mantendrá vigilante de que las modificaciones fiscales no causen efectos de segundo orden sobre la inflación: grupos financieros. / Bloomberg] 

[Banxico se mantendrá vigilante de que las modificaciones fiscales no causen efectos de segundo orden sobre la inflación: grupos financieros. / Bloomberg]

En el mercado predomina un consenso con respecto a que el Banco de México mantendrá inalterada su política monetaria, en su reunión del viernes. Sin embargo, hay espacio para considerar una sorpresa.

De acuerdo a encuestas entre especialistas del sector privado, se estima que la tasa interbancaria a un día permanecerá en 3.50 %, otorgando una mayor probabilidad de que ocurra una alza hasta el 2015.

Los últimos indicadores económicos, señalan que existe una mejoría en el ritmo de la actividad, pero este todavía es lento. Este comportamiento se ha acompañado con reducción en la burbuja inflacionaria.

Los anteriores factores dan cierto margen para pensar que el Banco de México puede romper con las expectativas, como lo hizo en marzo del 2013.

Las estimaciones del sector privado para el crecimiento económico han ido a la baja y se alejan gradualmente del objetivo establecido por el gobierno del 3.9 por ciento, al ubicarse en la actualidad en promedio en 3.23.

La inflación, aunque elevada, puede bajar en los próximos meses, lo que deja al balance de riesgos cargado a un menor crecimiento económico. Esto, debería inducir una política monetaria más flexible que ayudará mejorar el costo del dinero.

Banxico, en la actualidad tiene una camisa de fuerza, al tener como objetivo central la preservación del poder adquisitivo de la moneda, quizá sea tiempo de volver a plantear un cambio que le permita ampliar sus facultades, al incluir también al crecimiento económico.