Mercados

¿Cómo le fue a los fondos de cobertura?

Fondos versus dólares, ¿a quién le fue mejor? ¿a que persona le rindió más su inversión? ¿la que se quedó en pesos, la que cambió a otra divisa, pero se quedó con el dinero en la mano, o la que se dirigió a un fondo de inversión?
Rincón Del Experto
Fitch.

[Reuters]La firma Fitch Ratings evaluó que los gobiernos estatales y locales de Estados Unidos serán capaces de manejar los amplios recortes de gastos.

Entre junio de 2012 y el mismo mes de 2013, el dólar bajó de 14.35 a 11.96 pesos.
A partir de ese junio, cuando el FED insinuó el inicio del alza de las tasas, subió en 9 meses a 13.52 pesos.

De febrero a mayo de 2014 cotizó en un estrecho canal bajista, entre 13.55 y 12.84 pesos, y parecía volver al precio sicológico de 12.50 pesos, pero el canal se deshizo en junio.

La aceleración del rebote en noviembre pasado lo llevó verticalmente, en menos de dos meses, de 13.55 a 15.00 pesos, que parecía su techo, aunque la inercia alcanzó para el nuevo máximo de 15.62 pesos, y provocó la baja inmediata al rango que fue resistencia entre diciembre y febrero pasados: 14.75 – 14.85 pesos.

Desde 12.85 pesos en mayo de 2014 a 15.26 en marzo de 2015 subió 18.71 por ciento, 22.08 por ciento anualizado; en el primer trimestre de este año subió 3.48 por ciento, 13.90 anualizado.

Mantenerse en pesos no fue benéfico, ¿Cómo podrían haber conservado el valor de su dinero?

Efectividad de fondos de cobertura
Los que invirtieron en fondos de divisas habrían evitado, compensado o moderado la pérdida cambiaria, según el monto de su inversión y el producto elegido.

Al revisar el grupo de 31 fondos considerados por Fitch como “Moneda Extranjera”, que invierten en dólares o euros vía chequeras o instrumentos de deuda, sin importar el monto de sus carteras, del que se excluyen los que sólo tienen capital fijo (menos de 1 millón de pesos y sin inversión del público), brotan observaciones valiosas:

•B+UMS, no sólo evitó la pérdida cambiaria entre marzo y mayo; produjo un rendimiento más alto que el dólar: 21.57 por ciento directo y 25.46 anualizado.

•ACTICOB, INTERS2, +TASAUS, VALMX30, BNMDOLS, BNMUSLQ, BNMCOB+, VALMX32, INVEXCO, IXEUSD, ST&ERUS, BBVADOL y GBMDOL, compensaron a plenitud o casi totalmente la devaluación del peso, pues generaron entre 19.53 y 18.13 por ciento directo
•ST&ER-5, GBMUSD, VECTCOB, +CIUSD, HSBCDOL, TEMGBIA, MULTIUS y NAVIGTR, generaron entre 90 y 80 por ciento del alza del dólar: 17.97 y 15.02 por ciento de rendimiento directo
•AXESPAT, I+UBF y FT-EMER, produjeron 62 por ciento o menos del alza del tipo de cambio, entre 11.68 y 4.89 por ciento directo
•BNMEURO, IXEEURO, BBVAEUR, ST&ER5E, INTEURO y STBRZ-1, todos orientados al euro, reportaron pérdidas menores a la del peso, lo que se explica porque el euro, a la inversa del dólar, bajó entre junio y febrero de 17.45 a 16.71 pesos, 5.32 por ciento directo, o bien 6.31 por ciento anualizado.

¿Qué sigue?
Quien se cubre de manera permanente optaría por seguir protegido aunque el dólar no suba más o incluso si consolida la baja. El que vea la cobertura como una necesidad temporal, y considere que el dólar ha tocado su techo, venderá y regresará a pesos.

Quien asuma el alza como una oportunidad de ganancias, puede que ya hayan tomado utilidades y esté a la espera de una nueva oportunidad si se rompe el soporte de 14.75 a 14.85 pesos.

Los operadores ofrecen en general la ventaja de la liquidez, de modo que tanto los que se cubren de forma temporal o permanente, como los que buscan aprovechar las variaciones cambiarias, pueden comprar y vender de fondos de cobertura en el momento en que lo deseen o consideren oportuno, sin importar el monto.