Mercados

Caídas recientes
en réditos de bonos podrían revertirse

La situación de tensión internacional por los conflictos en Ucrania, y en el Medio Oriente entre Israel y Palestina, ha provocado recientemente ganancias en las cotizaciones de los activos de refugio.
Felipe Sánchez
Felipe Sánches
24 julio 2014 5:0
[Bloomberg] El Departamento del Tesoro informó que el déficit de presupuesto estadounidense fue de apenas 260 millones de dólares en diciembre del año pasado. 

[Bloomberg] El Departamento del Tesoro informó que el déficit de presupuesto estadounidense fue de apenas 260 millones de dólares en diciembre del año pasado.

CIUDAD DE MÉXICO.- La situación de tensión internacional por los conflictos en Ucrania, y en el Medio Oriente entre Israel y Palestina, ha provocado recientemente ganancias en las cotizaciones de los activos de refugio; por ejemplo, en el caso de treasuries, un incremento en los precios, y una correspondiente reducción en sus rendimientos.

BONOS
Tomemos el caso de los bonos a 10 años, a principios de abril cotizaban en 2.80 por ciento, más recientemente, al inicio de julio esta nota cotizaba en 2.65 por ciento, apenas ayer registraba cotizaciones de 2.45 por ciento. Desde luego, hay otros ejemplos, los gilts ingleses, los bunds alemanes, o activos como el oro, que han incrementado sus precios.

Pero en una perspectiva de largo plazo, hace dos años la tasa se ubicaba en un mínimo de 1.40 por ciento, para el último día de diciembre pasado tocó un máximo hasta el momento de 3.03 por ciento. El ajuste que se ha dado en este año, aunque importante, no cambia todavía el ciclo ascendente principal.


FACTOR QE
Las expectativas de cambio son más evidentes en Estados Unidos, en donde las políticas de estímulo como el llamado QE se encuentran en vías de conclusión para antes de que termine el año. Incluso la misma presidenta de la Fed, Janet Yellen, ha dicho recientemente que en caso de mantenerse la recuperación del mercado laboral, la Fed adelantaría un cambio en la política monetaria. En contraste, en Europa la política monetaria se mantiene claramente expansiva.

Desde luego, esta caída en las tasas de los bonos del Tesoro determina también que los bonos México (M) reduzcan sus rendimientos, pero aun así, los márgenes o spreads permiten a estos bonos conservar su atractivo, por lo que continúa llegando al país abundante liquidez.

Sin embargo, este contexto, que ha permitido grandes ganancias en las mesas de dinero y de bonos de deuda, de bancos, casas de bolsa o tesorerías de empresas, debido al incremento en los precios de los bonos, en algún momento no lejano podría cambiar y tornarse adverso.
escenarios

La tensión geopolítica internacional podría menguar de intensidad o diluirse, reduciendo con ello el nerviosismo en los mercados, por lo que los factores adversos de coyuntura reducirán su influencia y los activos de refugio perderán su atractivo. En el mismo sentido influirán cifras que reflejen una recuperación de la economía en Estados Unidos, y de manera más gradual en Europa o países como México. Entonces las preocupaciones estarán más dirigidas hacia la evolución de los índices inflacionarios.

Desde luego, como en todo mercado financiero, las tasas de los bonos empezarán a subir con anticipación, mucho antes que los propios datos de la economía lo confirmen.

¿CUÁLES SON LOS RIESGOS?
Por supuesto, una caída en los precios de los bonos llevaría a reflejar minusvalías en las posiciones de renta fija en los portafolios, valuaciones que en algún momento pudieran incluso concretarse en pérdidas efectivas; esto aplica tanto para el inversionista individual que invierte en directo o en fondos de inversión, pero también para los participantes institucionales, por ejemplo, fondos de inversión, de pensiones, o posiciones de tesorerías.

Otro riesgo es que las bolsas de valores (renta variable) podrían ver frenadas sus tendencias alcistas, aunque no necesariamente de manera automática.

Desde luego, no es necesario esperar a que la Fed o el Banxico muevan sus actuales políticas monetarias laxas, pues las cotizaciones en los mercados secundarios de deuda se moverán con anticipación.

Por lo pronto, esta perspectiva indica que para evitar los reducidos réditos que pagan ahora las inversiones en Cetes o bonos en México, o sus equivalentes en Estados Unidos, conviene no descartar como opción de inversión a los mercados accionarios, u otros, como los inmuebles, ya sea físicamente o vía la conveniencia que ofrecen las ya famosas Fibras en el mercado bursátil.

En todo caso tome sus precauciones, pues el riesgo de quedarse atrapado por una reanudación del ciclo de alza en las tasas de interés es real.