Mercados

Caída global en índices PMI manufactureros

Lluvia de informes negativos en el mundo hace prever una flexibilización monetaria adicional del Banco Central Europeo
Efraín Hilario
Efraín H, Mariano
02 septiembre 2014 5:0
Manufactura

(Foto: Bloomberg/Archivo)

La actividad manufacturera en el mundo mostró debilidad durante agosto, pues los índices se acercaron nuevamente a la franja que divide la expansión económica de la tendencia contraria; el desempeño puede ser el preámbulo para que en el viejo continente el Banco Central Europeo no tenga más remedio que adoptar medidas para estimular el crecimiento y la inflación, mientras que en otras regiones del mundo parece no haber tregua para las tasas de interés inusualmente bajas .

Las tensiones geopolíticas en Europa del Este enfriaron la actividad manufacturera de la zona euro y, por si fuera poco, la actividad fabril del Reino Unido se desaceleró a su menor ritmo en más de un año, mientras que la trayectoria fabril de Italia se ubicó en zona de contracción.

En Asia, las noticias relacionadas con el sector de manufactura tuvieron la misma tónica. China observó cómo el sector se desaceleró desde un máximo de 27 meses, confirmando las opiniones de analistas que señalan que el gigante experimenta un periodo de crecimiento irregular.


Europa en declive

Según la firma Markit Economics, la lectura final del índice de gerentes de compras (PMI, por su sigla en inglés) del sector manufacturero en la zona euro se situó en 50.7 unidades durante agosto, su nivel más débil en más de un año frente a una lectura preliminar de 50.8 puntos y a la cifra de 51.8 unidades registradas el mes previo.

Asimismo, el índice británico de Markit/CIPS bajó a 52.5 puntos en agosto, el menor nivel desde junio de 2013; mientras que el PMI de Italia perforó la línea que divide la expansión de la contracción económica (50 unidades), al ubicarse en 49.8 puntos, su menor nivel en 14 meses.

Para Alemania –el mayor socio comercial de Rusia en la Unión Europea, la cuarta economía del mundo y el motor económico europeo–, descendió a un mínimo de 11 meses tras colocarse en 51.4 puntos; en Francia, la segunda mayor economía del bloque europeo, mostró una contracción aún mayor, hasta 46.9 puntos.

También en Alemania se publicó el PIB al segundo trimestre del año, con una lectura negativa de 0.2 por ciento, confirmando la expectativa.
Los mercados financieros enfocarán sus reflectores a la reunión del jueves del BCE.

Malas señales en Asia
El PMI oficial de China se desaceleró en agosto a 51.1 puntos desde un máximo de 27 meses, mientras que el de HSBC/Markit bajó a 50.2 unidades.

La debilidad de la actividad fabril contribuyó para sumar 24 meses de reducción de empleos en el sector de manufactura chino, añadiendo señales del irregular ritmo de crecimiento.