Mercados

Caída en udibonos adelanta una baja en la inflación

En lo que va del año, se ha registrado una caída en la tenencia de udibonos por parte de extranjeros. A través de encuestas, los analistas anticipan que la inflación regresará en 2018 a los objetivos de Banxico.
Esteban Rojas
Esteban Rojas | Clara Zepeda
10 marzo 2017 5:0
banxico bajo

(Especial)

Los precios de los udibonos con un horizonte menor a 10 años han mostrado una tendencia a la baja, lo que puede ser una señal de que el mercado considera que las presiones inflacionarias son transitorias, e incluso inferiores a lo inicialmente contemplado ante los aumentos en los precios de los energéticos, aseguran analistas.

El precio del udibono con vencimiento en 2025 acumula una caída de 3.35 por ciento en lo que va del año, lo que lo ha llevado a un mínimo desde noviembre de 2016.

“El mercado ya descuenta un escenario retador para la inflación en 2017, pero con un efecto que probablemente irá diluyéndose en el mediano y largo plazo”, comentó el equipo de estrategas de renta fija y tipo de cambio de Banorte-Ixe, liderados por Alejandro Padilla.
“En este sentido, por ahora no vemos un valor relativo interesante en udibonos”.

La expectativa para la inflación del presente año es que pueda acumular un aumento de 5.39 por ciento, pero que para 2018 bajaría a 3.86 por ciento, según la última encuesta levantada por el Banco de México entre especialistas del sector privado.

Los udibonos son un buen termómetro de las expectativas de inflación, al pagar un premio por arriba del comportamiento de esta variable. Es decir, constituyen una cobertura contra los aumentos en los precios al consumidor.

Los udibonos han mostrado una tendencia a la baja en sus precios a partir del pasado enero. Las caídas más pronunciadas se han dado en los que tienen un vencimiento hasta 2025, mientras los de un horizonte mayor han presentado caídas más moderadas.

Para Gabriela Siller, directora de Análisis Económico-Financiero de Banco Base, un punto importante es la tenencia de extranjeros en Udibonos, la cual ha disminuido en las últimas semanas y sugiere una expectativa en que la autoridad monetaria hará todo lo posible para descender la inflación en los próximos meses.

"La baja en Udibonos puede indicar que los inversionistas tienen confianza en Banxico", explicó Siller.

INFLACIÓN PASAJERA

De cumplirse los pronósticos, el comportamiento en los precios al consumidor estaría de vuelta el próximo año por debajo del objetivo máximo establecido por el banco central.

El ritmo de crecimiento en los precios al consumidor ya ha dado señales de aminorar su velocidad. En febrero crecieron 0.58 por ciento, cifra menor al 1.70 reportado en enero, cuando se empezó a aplicar el aumento en los energéticos y la entrada de los nuevos salarios mínimos, entre otros.

En adelante, el control de una burbuja inflacionaria desempeña un papel importante para las autoridades, ante el menor crecimiento económico esperado para este año y la posibilidad de que el Banco de México aumente más las tasas de interés.