Mercados

Burbuja de crédito externo al sector privado en México

México, depende cada vez más del financiamiento externo de recursos más volátiles como el proveniente de la colocación de valores de deuda privada en el exterior.
Esteban Rojas
Esteban Rojas 
03 marzo 2014 8:33
[Bloomberg] El Mecanismo debería ser capaz de comprar acciones de bancos para aliviar la carga de deuda de los países.

[Bloomberg] El Mecanismo debería ser capaz de comprar acciones de bancos para aliviar la carga de deuda de los países.

En el 2013, las empresas privadas no financieras en México registraron un saldo sin precedente de endeudamiento con el exterior por 110 mil 763 millones de dólares, de acuerdo con la últimas cifras publicadas por el Banco de México.

La abundancia de recursos del exterior, ha traído beneficios, pero también puede generar riesgos si no se logra modificar dicha estrategia a tiempo, acorde a los cambios esperados en los flujos de capitales.

El monto alcanzado de endeudamiento con el exterior de las empresas es importante, pero también no deja de llamar la atención la velocidad con que se viene dando dicho proceso, al mismo tiempo que se ha aumenta la dependencia de recursos más volátiles.

En el periodo que va del 2009 al 2013, el endeudamiento externo de dichas entidades creció un 70 por ciento, al pasar de 64 mil 967 a los actuales 110 mil 763 millones de dólares.

El otro aspecto se refiere a las fuentes del financiamiento externo, lo que ha modificado el balance entre el crédito proveniente de la banca y el financiamiento obtenido a través de la colocación de valores de deuda privados.

Después de la crisis inmobiliaria originada en los Estados Unidos, cuya parte más álgida se vivió a finales del 2008, los bancos se volvieron más conservadores en sus políticas. Mucho de ellos, se dieron más a la tares de disminuir sus riesgo y fortalecer sus estructuras de capital que en otorgas nuevos préstamos.

El crédito proveniente de la banca internacional a la empresas que operan en territorio mexicano se desplomó 10 por ciento en el periodo comprendido del 2009 al 2013.

En contraste, la colocación de valores de deuda privada en el exterior aumento en 235 por ciento en el lapso antes mencionado al pasar de 19 mil 978 a 66 mil 921 millones de dólares. Con este comportamiento, se convirtieron en la principal fuente de financiamiento externo de las empresas privadas, al superar ampliamente a los 43 mil 842 millones del proveniente del crédito bancario.

Los vientos están cambiando debido a la estrategia de retiro de liquidez aplicada por la Reserva Federal de los Estados Unidos, lo que puede disminuir el apetito por valores de deuda como los emitidos por el sector privado mexicano.

El efecto negativo de la nueva estrategia de la Fed sobre el financiamiento de las empresas en México, dependerá en buena media de la posibilidad de que los recursos externos puedan ser sustituidos por recursos internos, para lo cual será determinante la forma y la oportunidad con que pueda ser instrumentada la reciente aprobada reforma financiera.