Mercados

Banxico retirará liquidez en pleno Buen Fin

En seis semanas retira 12% del circulante; el miércoles intentará
colocar Cetes por 20 mil millones de pesos en subasta extraordinaria
Esteban Rojas
Esteban Rojas
10 noviembre 2014 5:0
Banxico

(Cuartoscuro

CIUDAD DE MÉXICO.- En pleno Buen Fin, época del año en la que se registra la mayor demanda de efectivo, el Banco de México retirará liquidez.

El banco central del país convocó a una subasta extraordinaria de Cetes de regulación monetaria, que se llevará a cabo el próximo miércoles por un total de 20 mil millones de pesos.

De colocar la totalidad de los Cetes, en poco menos de dos meses (lo que va de noviembre y durante octubre), se habrían retirado 110 mil millones de pesos del dinero en circulación.

El propósito de la subasta extraordinaria de papel de corto plazo, para retirar liquidez del mercado, obedece, entre otras cosas, a la necesidad de disminuir el fuerte crecimiento de la base monetaria.

La base monetaria, que está compuesta básicamente por billetes y monedas en circulación, registra un incremento de 16.94 por ciento en lo que va del año.

Este comportamiento contrasta con el incremento de 5.26 por ciento observado en el mismo periodo de 2013; es un hecho que en este año el circulante se expandió.

Expansión y retiro monetario
La expansión a tasa anual del dinero en circulación observada hasta el pasado 6 de noviembre, es la más rápida para un periodo similar desde el año 2002, cuando el Banco de México reporta este tipo de estadística.

En otras palabras, el circulante en el país creció aceleradamente, o cuando menos a un ritmo no observado en más de una década.

Cabe destacar que el retiro de dinero de la circulación durante noviembre y octubre, es el segundo movimiento de esta naturaleza en lo que va del año por parte del banco central mexicano.

En abril ya se habían subastado Cetes en forma extraordinaria con propósitos de regulación monetaria, por un monto de 95 mil millones de pesos.

Por lo tanto, en 2014 se habrían retirado poco más de 200 mil millones de pesos en circulante, en caso de que la subasta de Cetes del miércoles próximo se concrete, todo apunta a que así será.

Otros factores
La estrategia de restricción mo netaria por parte de la principal autoridad también podría obedecer a otros factores.
Uno de ellos, el de adelantarse al vencimiento de un bono a tasa fija programado para el próximo diciembre.

De esta manera, se complementa la acción que se llevó a cabo el pasado 5 de noviembre, cuando Banxico intercambió bonos M con vencimiento a finales del año, por un monto en Cetes de 4 mil 300 millones de pesos.

También, es posible que el instituto monetario central considera excesivo el incremento del dinero en circulación, con respecto a las necesidades del crecimiento de la economía y del desempeño de los precios, la inflación.

Es posible que, en la actualidad, la economía de México tenga una expansión a una tasa ligeramente superior de 3.0 por ciento, mientras que el crecimiento de los precios al consumidor rebasa la lectura de 4.0 por ciento.

El Banco de México podría asumir una estrategia defensiva, ante el alza estacional del circulante.

Dicha estrtegia defensiva estaría encaminada a disminuir las presiones observadas sobre los precios al consumidor, sobre todo porque su desempeño está por arriba del rango de tolerancia de Banxico, ubicado en 4.0 por ciento.

Otra causa, aunque menos probable, es evitar que parte del dinero en circulación pueda dirigirse a la compra de dólares.

Actualmente no existe una corrida de recursos hacia el mercado cambiario, pese a la reciente depreciación del peso.

No obstante, es importante recordar que la recta final del año siempre se caracteriza por un incremento en la demanda corporativa de dólares.
Es probable que el periodo de mayor gasto en la época del año, el Buen Fin, no resulte afectado con el retiro de liquidez, ya que muchas de las compras se realizan mediante operaciones electrónicas.

No obstante, sí es de llamar la atención que en una semana clave para el consumo en México, el banco central tenga que actuar para mandar señales que “enfríen” precisamente eso, la demanda interna.