Mercados

Balance de 18 años: elevada mortandad
en las Afores

En 18 años un número idéntico de Afores han desaparecido mediante fusiones con otras administradoras, liquidaciones o venta.
Antonio Sandoval
Afore

(Alejandro Gómez)

CIUDAD DE MÉXICO.- El Sistema de Ahorro para el Retiro (SAR), en su régimen de cuentas individuales ha registrado una elevada mortandad para los intermediarios.

Pero, a diferencia de lo que pudiera pensarse, la salida de instituciones que no pudieron o no quisieron competir más en el mercado, ha permitido a éste consolidarse y disminuir riesgos sistémicos que se pudieron generar con la operación de un elevado número de intermediarios y un mercado insuficiente.

La mortandad en las Afores obedece básicamente a dos factores:

1) Los tiempos: El SAR en su fase de cuentas individuales empezó a ser rentable dos o tres años después; nace en el arranque del segundo semestre de 1997 y pasa dos años ajustando los detalles: regulaciones, consolidación de los órganos de gobierno, acumulación de activos, etcétera.

Es a principios del siglo cuando toma fuerza y relevancia; pero, también inician los periodos de turbulencia financiera global.

No es gratuito que el mayor porcentaje de fusiones, ventas y liquidaciones de Afores se hayan presentado a partir del año 2005, cuando los vientos de tormenta financiera arreciaron en todo el mundo.

2) El régimen de inversión: La experiencia de las AFP chilenas, modelo del que se copió el esquema mexicano, era lo suficientemente sólida por el número de años que llevaba operando ese sistema, como para permitir desde el inicio un esquema regulatorio que incluso ha llegado a ser excesivo, pero necesario.

Desde luego, también contaron las amargas experiencias de los años previos. No debemos olvidar que el SAR en su fase actual nace sólo dos años después de la crisis del tequila.

Todos fueron elementos fundamentales para hacer un régimen de inversión duro, que vale la pena decirlo, ha evitado hasta el momento algún escándalo como los reportados en otros espacios del sector financiero