Mercados

Bajas tasas de interés y la formación de burbujas

El Boom en el mercado de bonos se esta diluyendo sin causar, grandes sobresaltos, aunque todavía queda por ver hasta donde llegará la escalda de precios en los mercados accionarios
Esteban Rojas
Esteban Rojas
21 julio 2014 10:22
[Banxico se mantendrá vigilante de que las modificaciones fiscales no causen efectos de segundo orden sobre la inflación: grupos financieros. / Bloomberg] 

[Banxico se mantendrá vigilante de que las modificaciones fiscales no causen efectos de segundo orden sobre la inflación: grupos financieros. / Bloomberg]

CIUDAD DE MÉXICO.- Las tasas de interés en mínimos históricos están contribuyendo a reconfigurar la demanda a favor de activos de más riesgo en el mundo, a lo que México no ha podido escapar. Sin embargo, este comportamiento puede traer consigo, en determinado momento, algunos dólares de cabeza.

Los ahorradores en nuestro país han visto caer drásticamente sus ingresos por concepto del pago de interés. A este fantasma, se viene a agregar otro, que amenaza con minar todavía más sus recursos: el relacionado con la pérdida de poder adquisitivo, derivado del esperado repunte en la inflación.

En la presente semana, se dará conocer el crecimiento de los precios al consumidor para la primera quincena de julio, en donde es probable que a tasa anual puedan rondar 3.96 por ciento. En los próximos meses, no debería de descartar que, incluso, fuera superior al 4.0 por ciento. Este comportamiento, contrasta fuertemente con rendimientos ofrecidos por algunas alternativas de inversión en el mercado financiero de nuestro país.

Instrumentos de corto plazo, con vencimiento hasta un año, como es el caso de los denominados Cetes, están prácticamente en todos sus plazos por debajo de la barrera del 3.0 por ciento anual, menores a la tasa objetivo de referencia del Banco de México. En tanto las denominadas inversiones a la vista o plazo realizadas en los bancos, tampoco invitan demasiado a incrementar el ahorro.

En el mercado de deuda de largo plazo, las tasas de cupón son atractivas, pero el potencial de pérdidas de capital crece de manera consistente, al mantenerse la posibilidad de posibles bajas en sus precios.
El negociado bono M a 10 años, con vencimiento en diciembre del 2024, ha mostrado un comportamiento lateral dentro de un rango amplio, aunque cada vez se ve más difícil que pueda establecer nuevos mínimos históricos.
En los Estados Unidos, se ha ido desactivando la bomba de tiempo que representa la burbuja en el mercado de bonos, aunque esto no quita que, en un futuro no muy lejano, se pueden registrar todavía sorpresas desagradables.

Las alternativas de defensa ante los bajos rendimientos no son muchas. Una de ellas, se relaciona con el adelantar la compra de bienes y servicios. Otra, podría ser el pagar deudas. Una más, que ya está en marcha, sería invertir en activos que tengan la expectativa de mejores rendimientos, aunque con un mayor riesgo, como pueden ser las acciones.

De esta manera, las bajas tasas de interés pueden estar alentando la formación de burbujas en los mercados accionarios. Algunas evidencias este fenómeno, se podría estar presentando en naciones como los Estados Unidos, dado su fuerte crecimiento que ha tenido los precios de las acciones en los últimos años.

En el caso de México, la situación es quizá menos preocupante, dado que todavía no se ha logrado a establecer nuevas marcas históricas en el mercado accionario, algo que puede suceder en los próximos meses. Sin embargo, no habría que perder de vista la posibilidad de que este escenario se pueda limitar o complicar por encarecimiento del costo del dinero en el plano internacional.