Mercados

Bajas tasas de interés no impulsan a la emisión de deuda en México

la emisión de deuda en México un mecanismo que presenta un amplio potencial, que permitirá a las empresas beneficiarse en mayor medida de las bajas tasas de interés.
Esteban Rojas
25 agosto 2014 8:59
Banxico

(Cuartoscuro

CIUDAD DE MÉXICO.- Las empresas en México prácticamente no utilizan al mercado de deuda como un mecanismo para obtener recursos encaminados a su financiamiento, lo que no les ha permitido beneficiarse en mayor medida de las históricamente bajas tasas de interés, como ha ocurrido con el gobierno.

De acuerdo a la Encuesta Trimestral de Evaluación Coyuntural del Mercado Crediticio realizada por el Banco de México, correspondiente al periodo abril-junio del presente año, se reportó que solamente 1.8 por ciento de las empresas incluidas en la encuesta recibió financiamiento mediante la emisión de deuda.

En los últimos cinco años y medio, el promedio de las empresas que recurrió a la emisión de deuda como un mecanismo de financiamiento fue de 2.35 por ciento del total, siendo el máximo alcanzado en este periodo de 3.40 por ciento.

La emisión de deuda presenta un abismal retraso frente a otros mecanismos de financiamiento.

Las fuentes más utilizadas por las empresas son, en primer lugar, la proveniente de proveedores seguida por el crédito bancario y de otras empresas del grupo corporativo con el 39.7 y 24.4 por ciento del total. El financiamiento proveniente de la banca domiciliada en el extranjero representa 6.4 por ciento.

Cabe destacar que la suma de los porcentajes es superior a 100, ya que las empresas encuestadas pueden elegir más de una opción.

De acuerdo al tamaño de las empresas se presenta amplios contrastes. Las más pequeñas de hasta 100 empleados, que representan la gran mayoría, no recurrieron al financiamiento mediante este mecanismo. En tanto en aquellas de más 100 empleados solamente lo hicieron el 2.8 por ciento del total.

Por tipo de actividad economía, las del sector manufacturero fueron más activas en la emisión de deuda con el 2.5 por ciento, seguidas de los servicios y comercio con 1.5 y el resto con el 0.8 por ciento.

Como se puede ver existe un amplio potencial en la emisión de deuda por parte de las empresas privadas en México como mecanismo de financiamiento. Para lograr aumentar su participación se necesita, entre otras cosas, que las empresas mejoren en sus prácticas corporativas y de transparencia y, por otro, en la creatividad y profesionalismo de las instituciones financieras para acercar este tipo de mecanismos a las empresas.

Un mayor impulso a la emisión de deuda permitiría incrementar la competencia, con lo que los beneficios de las bajas tasas de interés llegarían en mayor medida a los usuarios del financiamiento.