Mercados anticipan nuevo recorte a estímulos de la Fed
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Mercados anticipan nuevo recorte a estímulos de la Fed

COMPARTIR

···
Dinero

Mercados anticipan nuevo recorte a estímulos de la Fed

Tasas. Los futuros validan un aumento en el primer trimestre de 2015; lo que no sucede desde el año 2006, por lo que la posibilidad de un aumento no se descarta.

Efraín H. Mariano
30/04/2014

CIUDAD DE MÉXICO.- Solamente un viraje diametral en la economía, o el estallido de una crisis financiera, obligaría a la presidenta de la Fed a modificar el calendario de retiro de estímulos económicos; de otro modo, es un hecho que éstos terminarán en noviembre próximo.

De acuerdo con opiniones de analistas y operadores en los mercados financieros, el desmantelamiento monetario es prácticamente irreversible y existen pocas posibilidades de que se modifique; el consenso es totalmente mayoritario en el sentido de que este miércoles se decretará un nuevo recorte por 10 mil millones de dólares, lo que llevará el monto mensual de compra de bonos a solamente 45 mil millones de dólares a partir de mayo.

De concretarse la expectativa para hoy, se habrá retirado la mitad de lo que se compraba mensualmente hasta diciembre pasado.

Los riesgos en éste momento se llaman Ucrania-Rusia, una sorprendente caída en la tendencia económica de China, una recaída europea, o en Latinoamérica el estallido de alguna crisis financiera que pudiera contagiarse al resto del mundo.

En materia de cifras económicas relacionadas con Estados Unidos, las evidencias muestran que la recuperación será lenta pero sostenida y que no habrá sorpresas aunque sí algunos momentos de incertidumbre.

Yellen, atentos al discurso

El mes pasado, la responsable de la política monetaria estadounidense inquietó a los mercados financieros, cuando en su debut al frente de la Fed dejó entrever de forma involuntaria que el costo del crédito podría aumentar seis meses después de concluir con la compra mensual de bonos, algo que según previsiones inmediatas habría de ocurrir en el primer semestre de 2015.

Yellen, demostrando que le faltó el tacto de sus predecesores--Greenspan y Bernanke— para sobrellevar a los mercados, tuvo que salir enseguida a aclarar que la política monetaria continuaría flexible, como se tiene previsto.

Y es que en la reunión de marzo, los miembros de la Fed presentaron una estimación anticipando que las tasas de interés aumentarían a 1.0 por ciento al final de 2015 y hasta 2.25 por ciento en 2016.
Esas proyecciones sugirieron que las tasas podrían subir antes de lo presupuestado, considerando que en la reunión de diciembre las proyecciones eran de un incremento a sólo 0.75 por ciento al final del próximo año y de 1.75 por ciento al concluir el siguiente.
Esta postura, de una política monetaria más flexible, tranquilizó a los mercados.

Futuros validan a la Fed

los futuros de la tasas de interés en el CME Group, observan una probabilidad de 36 por ciento de que la Fed comience a elevar las mismas en abril de 2015, una posibilidad de 48 por ciento de que las aumente en junio de ese año y 70 por ciento para que el ajuste suceda en julio del año siguiente.

Los cierto es que los mercados financieros se mantienen expectantes y ansiosos por anticipar un cambio en el lenguaje que pueda dar pistas sobre cuándo el banco central subirá los tipos de interés, algo que no sucede desde 2006, hace ya ocho años.

Salvo que pase algo que modifique sustancialmente el panorama, los mercados descuentan que la Fed continuará recortando su programa masivo de compra de bonos (tapering, por su nombre en inglés).
El recorte estimado será el mismo de las otras ocasiones, 10 mil millones de dólares, a 45 mil millones de dólares.

Al registrarte estas aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.