Mercados

Amplio porcentaje
de la PEA pasa
por la formalidad

En México las cifras al cierre de mayo señalan que la PEA es equivalente al 58.68 por ciento de la población total, aproximadamente 69 millones 722 mil 691 personas.
Álvaro Montero
Antonio Sandoval
18 julio 2014 5:5
[Crean la herramienta el Reto del Ahorro/Bloomberg] 

[Crean la herramienta el Reto del Ahorro/Bloomberg]

CIUDAD DE MÉXICO.- Si consideramos el número de cuentas registradas en las Afores, de 51.4 millones, es un hecho que la economía mexicana se encuentra en pleno empleo, ya que dichas cuentas se acercan mucho a la Población Económicamente Activa (PEA) del país.

Lo anterior es sólo una falacia; como sabemos, el 50 por ciento de la PEA en México está concentrado en la informalidad, la gran válvula de escape laboral en nuestro país y en muchas naciones del mundo.
Entonces, ¿a que se debe el fenómeno?, ¿por qué las cifras dicen que hoy día más de 50 millones de mexicanos trabajan en la formalidad y tienen una cuenta individual de ahorro para el retiro?.

Carlos Ramírez, titular del organismo regulador, la Consar, nos responde y disipa las dudas.

Primero, señala que todas las cuentas tienen nombre y apellido, que están plenamente identificadas por Consar y que tienen recursos, pocos o muchos, pero cuentan con dinero contante y sonante.

Lo que sucede es que son cuentas que no se “cierran”, sin precisar cifras señala que muchas de esas cuentas pertenecen a personas que se cambian de sistema de seguridad social, o que dejan de trabajar y que permanecen, algunas incluso llegan a registrar ahorro voluntario aunque no aportaciones patronales ni gubernamentales.

“Lo que quiere decir es que una gran parte de la PEA de México alguna vez pasó por la formalidad, lo que refleja la enorme volatilidad del mercado laboral de nuestro país”.

En México las cifras al cierre de mayo señalan que la PEA es equivalente al 58.68 por ciento de la población total, aproximadamente 69 millones 722 mil 691 personas.

De la cifra anterior, el 95.08 por ciento estuvo ocupada, algo así como 66 millones 236 mil 556 personas. La serie de cifras anteriores refleja varios problemas vigentes en México, uno de ellos es el de la consabida porosidad laboral, la inestabilidad en los trabajos.

La propia fuente consultada lo menciona al señalar que la cifra tan elevada de cuentas individuales demuestra que en México se crea mucho trabajo, pero también se destruye mucho. Los mercados laborales en todo el mundo tienen el mismo problema, pero en algunos casos es más evidente, como en México.

La cifra de cuentas individuales en el SAR, si es interpretada incorrectamente, nos dice que la economía mexicana está en pleno empleo, pero muchas son cuentas que no se cierran, inactivas en materia de aportaciones aunque tienen recursos que por ley pertenecen a alguien.

Carlos Ramírez Fuentes recuerda que hace unos meses se realizó la consolidación de miles de cuentas, aunque descarta una “poda” mayor debido precisamente al hecho de que las cuentas tienen nombre y apellido.