Mercados

Alza en gasolina ‘inyecta energía’ a los Udibonos

El anuncio de Hacienda detonó una mayor demanda por notas ligadas a la inflación en todos sus plazos, pero principalmente en los menores a 12 años
Esteban Rojas
Udibonos reaccionan a "gasolinazo"

El alza en los precios de las gasolinas disparó la demanda de Udibonos

La expectativa de una mayor inflación, derivada de los incrementos en los precios de la gasolina a partir de enero, disparó la demanda por Udibonos en todos sus plazos, al ser utilizados como instrumentos de cobertura frente a mayores precios.

El Udibono con vencimiento en diciembre de 2025, el plazo más negociado, cerró ayer en un precio de 111.86 pesos, es decir, con un aumento en el día de 1.42 por ciento, mientras que su rendimiento bajó de 3.18 a 2.99 por ciento, según datos de Bloomberg.

En el mercado primario también se reflejó un mayor apetito por estos instrumentos, pues en la subasta de valores gubernamentales realizada ayer a las 11:30 horas, después del anuncio del gasolinazo, la tasa del Udibono a 10 años se reportó con un rendimiento de 3.0 por ciento, inferior al 3.35 de la subasta primaria anterior.

Dicho comportamiento refleja que los participantes estuvieron dispuesto a aceptar un menor rendimiento con la intención de estar mejor protegidos contra una aceleración en el aumento de los precios al consumidor, aseguran analistas.

“Buen desempeño en Udibonos de corto plazo tras el anuncio, con ganancias promedio de 15 puntos base en aquellos con vencimiento en junio 2019 y junio 2022”, comentaron analistas de Banorte-Ixe, liderados por Gabriel Casillas.

“Reiteramos nuestra recomendación de posiciones largas en los Udibonos de junio 2019, diciembre 2020 y junio 20 22 tras este comunicado (de la Secretaría de Hacienda)”.

Del 11 de noviembre a la fecha, las tasas de estos bonos han tenido un baja generalizada, particularmente en la parte corta de la curva de rendimientos.

La inflación en México, medida a tasa anual alcanzó, un incremento de 3.48 por ciento en la primera quincena de diciembre.

Según la última encuesta realizada por el Banco de México, los precios al consumidor se elevarían 4.13 por ciento el próximo año, por arriba del rango máximo de tolerancia del banco central. Tras la noticia del incremento en las gasolinas por parte de Hacienda, algunos grupos financieros ya hicieron ajustes.

“En nuestra opinión, la inflación del próximo año podría verse fuertemente afectada por tres factores, principalmente: Un efecto de traspaso adicional de las pérdidas cambiarias sobre precios, liberalización del precio de las gasolinas, e incremento en el salario mínimo”, comentaron los analistas de Banorte-Ixe, quienes actualizaron su pronóstico de inflación para 2017 de 4.3 a 4.7 por ciento.

Por otra parte, Guillermo Aboumrad, director de estrategias de Mercado de Finamex Casa de Bolsa, dijo que la inflación en el país se elevará en enero del siguiente año y no regresará en el año.

“La inflación anual en enero de 2017, a reserva de validar con nuestro monitoreo de precios en dicho periodo, pudiera quedar en 4.4 por ciento, nivel muy superior a la meta de precios de Banco de México de 3 por ciento, +/- uno por ciento, y ya no regresar a la banda en lo que resta del año”, concluyó Aboumrad.