Mercados

Alza de tasa en la Fed en 2015, con una probabilidad de 58%

Las divisas y bonos de menor plazo, entre los más castigados; los mercados accionarios cerraron mixtos después de la comparecencia de Janet Yellen ante el Comité de Finanzas del Congreso de su país.
Esteban Rojas
Janet Yellen

(Bloomberg)

La presidenta de la Reserva Federal (Fed) de los Estados Unidos, Janet Yellen, sigue preparando a los mercados para el primer incremento en su tasa de referencia en más de 10 años.

De acuerdo con información publicada por Bloomberg, la probabilidad de un alza en la tasa de referencia, implícita en las negociaciones de los fondos federales, se elevó de 50 a 58 por ciento, después de la comparecencia de Janet Yellen ante el Comité de Finanzas del Congreso de su país.

La economía de Estados Unidos "se está desempeñando bien" y podría justificar un alza de tasas en diciembre, sostuvo la titular de la Fed.
Al igual que en discursos anteriores, dejó la posibilidad condicionada al respaldo de los datos económicos que se den a conocer antes de esa fecha.

Apenas el 14 de octubre, se había alcanzado el punto más bajo en las expectativas de alza de tasa para la reunión de diciembre, con una probabilidad implícita de 27 por ciento.

La percepción se volvió a modificar con la reunión de la Fed del pasado 28 de octubre, al subir de 34.7 a 46.2 por ciento, después de conocerse una menor preocupación de la Fed por el contexto internacional, y posteriormente a 50 por ciento.

Además de Yellen, el presidente de la Fed de Nueva York, William Dudley, también se pronunció al respecto de que las tasas podrían subir en diciembre.

Presión de baja sobre monedas y precios de bonos
El aumento en la probabilidad del inicio de un ciclo alcista derivó en un incremento de 0.75 por ciento en el dólar con respecto a una canasta de seis divisas. Con ello, el billete verde alcanzó un nivel no visto desde principios de agosto.

Entre las monedas emergentes con un mayor retroceso, ante el temor de cambios en los flujos de capital, se ubicaron las pertenecientes a Sudáfrica, Colombia y Turquía, con descensos de 1.56, 1.37 y 1.16 por ciento, en cada caso.

El peso mexicano fue más defensivo, al caer 0.78 por ciento.
En cuanto a las divisas de países desarrollados, destacó el retroceso del euro, de 0.93 por ciento; del yen, con 0.41 por ciento, y de la libra, con 0.22 por ciento.

Mientras tanto, en el mercado de deuda, los precios de los bonos en los Estados Unidos reaccionaron a la baja, lo que derivó en un alza en su rendimiento, el cual fue más marcado en los papeles de corto plazo.

El bono a dos años subió 0.05 puntos para ubicarse en 0.81 por ciento, su máximo nivel desde 2011, mientras que el de plazo a 10 años aumentó 0.02 puntos, para quedar en 2.23 por ciento.

“Las reacciones revelan la alta sensibilidad que los mercados tienen a cualquier información sobre el siguiente paso de la Fed”, explicó Daniela Blancas, analista económico de Banamex.

Bolsas a la baja, BMV defensiva
Los principales índices bursátiles en Nueva York presentaron números rojos: el Dow Jones y el S&P500 bajaron en 0.28 y 0.35 por ciento, respectivamente, mientras que el índice electrónico Nasdaq disminuyó 0.05 por ciento.

“Volvemos a observar reacciones moderadas en los índices accionarios después de los comentarios aunque, a diferencia del comunicado la semana pasada, los mercados reaccionaron negativos, más en línea con la expectativa de una política monetaria más restrictiva”, dijo Blancas.

En tanto, el principal indicador de la Bolsa Mexicana de Valores fue más defensivo, al aumentar un marginal 0.04 puntos y cerrar en 45 mil 373.17 unidades.

En América Latina destacaron las caídas registradas en las plazas bursátiles de Brasil, de 1.96 por ciento, y de Argentina, con 0.11 por ciento.