Mercados

Merkel dice 'no' al rescate de Deutsche Bank; acción se hunde 7.6% 

Las acciones recortaron su avance mensual después de un informe de los medios dijo que el gobierno alemán no intervendría para respaldar al prestamista más grande del país, alimentando la preocupación de los inversores acerca de sus debilitadas finanzas.
Redacción
26 septiembre 2016 9:3 Última actualización 26 septiembre 2016 11:16
Logo de Deutsche. (Reuters/Archivo)

[Bank of America destacó el crecimiento en créditos en el trimestre. / Bloomberg]

Las acciones del mayor banco alemán Deutsche Bank, se desplomaron este lunes a un mínimo histórico, en medio de rumores de que no recibirá ayuda del gobierno de Angela Merkel para afrontar sus pagos, así como la multa de 14 mil millones de dólares que exigen las autoridades estadounidenses.

En la bolsa alemana, los títulos cayeron 7.6 por ciento, a 10 mil 550 euros por papel, ligando su segundo día de pérdidas consecutiva y su peor precio en el índice DAX, principal referente de la bolsa alemana.

En el mes de septiembre, las acciones muestran una caída del 20.13 por ciento y 53.15 en lo que va del año.

La semana pasada, la revista alemana "Focus" informó que la canciller Angela Merkel descartó auxiliar a la entidad con un préstamo y dijo que ella no ayudaría al banco con sus problemas legales en Estados Unidos.

Merkel dejó entrever al presidente de Deutsche Bank, John Cryan, en una reunión confidencial en verano que el Gobierno alemán no está dispuesto a echar una mano al primer banco de Alemania con ayudas estatales.


Deutsche Bank ha hecho hincapié en que está decidido a solucionar sus problemas por sus propios medios.

Las acciones del banco alemán han caído con mucha fuerza desde que el Departamento de Justicia estadounidense le exigiera el pago de una multa de 14 mil millones de euros ya que se considera prácticamente inevitable que el primer banco de Alemania tendrá que ampliar capital pese a que el instituto de crédito ha dicho que no contempla hacerlo.

Con información de Bloomberg y Reuters