Mercados

Bolsas sufren desplomes en la sesión y cierran el mes con saldos mixtos 

La conjunción de varios factores adversos determinaron que este fin de mes se diera una ola vendedora, que determinó saldos negativos para el mes en N.Y., no obstante, la BMV consiguió cerrar julio con ganancias.
Felipe Sánchez
31 julio 2014 16:22 Última actualización 31 julio 2014 16:59
[Bloomber] El Dow Jones mostraba un avance de 146.12 puntos. 

[Bloomber] El Dow Jones mostraba un avance de 146.12 puntos.

CIUDAD DE MÉXICO.- Este jueves fue una jornada completamente atípica en los mercados financieros.

Normalmente al cierre del mes los intermediarios suelen cuidar las cotizaciones accionarias para que los saldos mensuales de sus carteras, y las de sus clientes, salgan lo mejor posible en la foto.

Sin embargo, esta vez fue la excepción, ya que una ola vendedora prevaleció en los mercados desde la apertura de la jornada.


En la bolsa mexicana el retroceso fue de 1.11 por ciento a 43 mil 817.69 unidades. Pero de todas formas el saldo mensual fue de un incremento de 2.53 por ciento.

Las caídas en Wall Street, Europa y el resto de los mercados emergentes, sin duda hablan de un fenómeno global.

El promedio Dow Jones se contrajo 1.88 por ciento a 16 mil 563.30 unidades, mientras que en el índice S&P 500 el derrumbe fue de 2.00 por ciento a mil 930.67 puntos. En la bolsa Nasdaq la reducción fue de 2.09 por ciento a 4 mil 369.77 unidades. En el mes estos índices perdieron 1.56, 1.51 y 0.87 por ciento, en el mismo orden.

El principal factor fue una modificación en la percepción de los riesgos, en especial en lo referente a un cambio más pronto de lo previsto en la política monetaria de la Fed, como resultado de un dato publicado ayer claramente superior a los pronósticos en el PIB de Estados Unidos al segundo trimestre.


Los temores se fortalecieron hoy, con un incremento mayor a lo previsto en el índice de costos laborales al segundo trimestre, un dato que en esta ocasión cobra relevancia por sus implicaciones inflacionarias, lo que pudiera incidir en un ajuste en la política de la Fed.

Varios otros factores influyeron, por ejemplo, una opinión cada vez más fuerte de los analistas de que en Wall Street los precios de las acciones se encuentran en niveles de sobrecompra, luego de varios años de una tendencia ascendente.

Por otra parte, una caída importante en la actividad económica en el área de Chicago tampoco ayudó a los mercados.

Además, las caídas en el Viejo Continente motivadas por señales de debilidad en la economía y el caso del incumplimiento argentino, fueron elementos que contribuyeron a la ola vendedora.