Mercados

Petróleo llega al borde de los 30 dólares

El crudo liga su séptima jornada con pérdidas en el mercado internacional, y cierra apenas por encima del piso de los 30 dólares. En la sesión el crudo estadounidense perforó la barrera, aunque hacia el final recuperó un poco de terreno.
Redacción
12 enero 2016 11:1 Última actualización 12 enero 2016 15:35
Etiquetas
[El crudo de Estados Unidos avanzó más que el Brent / Bloomberg / Archivo] 

[El crudo de Estados Unidos avanzó más que el Brent / Bloomberg / Archivo]

La preocupación de que China disminuirá la demanda de combustible y la falta de un freno al bombeo, llevaron a los precios del petróleo a tocar brevemente los 29 dólares por barril por primera en más de doce años.

El contrato del crudo WTI bajó 2.8 por ciento y cerró en 30.54 dólares por barril, tras una jornada en la que llegó a cotizar por debajo de 30 dólares por barril que cotiza en la Bolsa Mercantil de Nueva York (Nymex).

En la recta final de la sesión en el Nymex, el petróleo de referencia en Estados Unidos llegó a situarse de manera momentánea en un mínimo intradía de 29.93 dólares, en niveles que no se veían desde diciembre de 2003.


Por su parte, el convenio del Brent cerró en 30.86 dólares, un 2.18 por ciento menos que al cierre de la sesión anterior.

El crudo del mar del Norte, de referencia en Europa, terminó la sesión en el International Exchange Futures (ICE) con un retroceso de 0.69 dólares respecto a la última negociación, cuando acabó en 31.55 dólares.

El barril de Brent cayó por debajo de los 31 dólares por primera vez desde principios de 2004 en una jornada en la que llegó a remontar hasta los 32 dólares, animado por la estabilización en las bolsas chinas, pero en la que acabó volviendo a perder terreno.

Respecto a la apertura del lunes 4 de enero (37.92 dólares), el petróleo Brent ha perdido cerca de 20 por ciento de su valor.

El temor a que la debilidad de la economía de Pekín afecte a la demanda global de crudo se ha sumado desde principios de año al escenario de exceso de oferta que ahoga a los mercados desde mediados de 2014.

La creciente pérdida de valor del barril de petróleo está pasando factura a los países productores, incluidos los miembros de la Organización de Países Productores de Petróleo (OPEP), que con su negativa a rebajar su techo de producción han contribuido al desplome de los precios.

Mientras tanto, la fortaleza del dólar frente a otras divisas está contribuyendo a dificultar una recuperación de los precios.