Mercados

Desestima Lacker de la Fed recudir el ritmo
del tapering en EU 

Analistas, por ahora, estiman que la Fed acordaría reducir el ritmo de compras en 10 mil millones de dólares en cada una de sus reuniones de este año para retirarlo finalmente al término del 2014.
Efraín H. Mariano
04 febrero 2014 16:47 Última actualización 04 febrero 2014 16:47
Lacker, presidente de la Reserva Federal de Richmond

Lacker, presidente de la Reserva Federal de Richmond

CIUDAD DE MEXICO.-El presidente de la Reserva Federal de Richmond, Jeffrey Lacker, desestimó que la reciente declinación de los mercados financieros pueda persuadir a los responsables de la política monetaria estadounidense a reducir el ritmo de sus compras mensuales de bonos, que han elevado la hoja de balance del banco a 4.1 billones de dólares.

No hay un obstáculo realmente importante para hacer una pausa en el tapering” valoró Lacker en referencia al nombre que se le ha otorgado a la estrategia para reducir el Quantitative Easing (QE, por sus siglas en inglés)

Hace una semana la Fed informó que dejaría de inyectar otros 10 mil millones de dólares al mes al sistema financiero, con lo cual, el nivel de su estimulo monetario, implementado desde septiembre de 2012 se redujo de 75 mil millones a 65 mil millones de dólares al mes. Ya en diciembre había sorprendido a los mercados al anunciar la primera reducción de 10 mil millones desde 85 mil millones de dólares originales.

Analistas, por ahora, estiman que la Fed acordaría reducir el ritmo de compras en 10 mil millones de dólares en cada una de sus reuniones de este año para retirarlo finalmente al término del 2014.

“Hemos visto como las compras de bonos han mejorado significativamente las expectativas del mercado laboral. Eso definitivamente ha ocurrdido”, precisó Lacker, conocido por sus permanentes críticas al programa de compras de bonos mensuales de la Fed,

Además, el miembro sin derecho a voto dentro del Comité anticipó que el crecimiento de la economía estadounidense sería de 2 por ciento durante el 2014, debido a que los niveles de gasto de los consumidores llegarían a niveles de 2 por ciento.

Esa meta se encuentra en el límite inferior del rango de predicciones, de entre 2.2 y 3.3 por ciento, para la expansión del PIB, que habían hecho en diciembre los funcionarios de la Fed.

"El repunte del crecimiento a fines del año pasado ( 3.2 por ciento en el cuarto trimestre) ciertamente es un acontecimiento bienvenido y bien podría augurar un crecimiento más fuerte en adelante", estimó Lacker.

"Pero la experiencia con arranques similares del crecimiento en el pasado reciente sugiere que es muy pronto para hacer esa afirmación", acotó Lacker, quien de paso auguró que la inflación se movería al objetivo de la Fed de 2 por ciento en el próximo año o dos, en parte porque las medidas de las expectativas inflacionarias se mantienen bien ancladas.