Mercados

Desestima Fisher,
de la Fed, moderar
el ritmo del Tapering

Para el funcionario, de hecho, la Fed tendría que manejar con cuidado el retiro del exceso de liquidez actual en la economía, a fin de evitar un problema inflacionario a futuro.
Efraín H. Mariano
14 febrero 2014 14:28 Última actualización 14 febrero 2014 14:31
 [Es momento de recortar, refirió Fisher en Chicago./Bloomberg]

[Es momento de recortar, refirió Fisher en Chicago./Bloomberg]

CIUDAD DE MÉXICO.-Para el presidente de la Reserva Federal de Dallas, Richard Fisher, el banco central de Estados Unidos debería de continuar con el ritmo de tapering establecido pese a que el frío invierno que cubrió gran parte de la Unión Americana desaceleró el crecimiento económico de ese país.

No he sido persuadido de que el ritmo de tapering deba ser alterado”, señaló Fisher en referencia a la “estrategia planeada” para el retiro de los alivios cuantitativos (Quantitative Easing, por sus siglas en ingles).

Obviamente el clima está jugando un rol significativo, pero si ustedes observan la actividad en el Oeste y suroeste de la Florida, ustedes observarán una actividad económica robusta”, constató Fisher, quien tiene derecho a voto en la política monetaria de la Fed.

Los comentarios de Fisher llegan en momentos en los que se especula que la Fed debería reducir el ritmo de su retirada de estímulos por la reciente desaceleración de la economía estadounidense en sectores clave como el industrial y manufacturero, incluyendo la poca creación de empleos en los meses recientes, por el fuerte invierno en grandes regiones de la Unión Americana.
Para Fisher, de hecho, la Fed tendría que manejar con cuidado el retiro del exceso de liquidez actual en la economía, a fin de evitar un problema inflacionario a futuro.

"Es como una montaña de liquidez que está ahí afuera, por ahora descansando. Cuando vuelva a trabajar (...) la Fed tendrá que manejar cuidadosamente su reingreso, de otra manera tendremos una conflagración inflacionaria", explicó a Bloomberg Radio

Fisher, considerado uno de los funcionarios de línea más dura de la Fed, también minimizó la turbulencia en algunos mercados emergentes, argumentando que el banco central estadounidense debe mantenerse enfocado en Estados Unidos.

"Somos el banco central de Estados Unidos; tenemos que hacer lo que es mejor para nosotros, y lo que es importante para nosotros es asegurarnos de que nuestra economía esté fuerte y el resto del mundo se beneficiará si lo estamos", abundó.

Con información de Bloomberg.