Mercados

Desempleo e inflación complican decisión sobre tasas en EU: Lockhart de la Fed

El banco central estadounidense ha reiterado que evaluará la posibilidad de elevar la tasa en cada uno de sus encuentros trimestrales, comenzando desde junio, aunque analistas no esperan ningún aumento al menos hasta septiembre.
Agencias
16 abril 2015 13:45 Última actualización 16 abril 2015 13:54
[Dennis Lockhart, presidente de la Fed de Atlanta, dijo que no puede interpretar el crecimiento del PIB como una mejora económica. / Bloomberg] 

[Dennis Lockhart, presidente de la Fed de Atlanta, dijo que no puede interpretar el crecimiento del PIB como una mejora económica. / Bloomberg]

PALM BEACH, EU.- La decisión de la Reserva Federal sobre cuándo elevar las tasas de interés deberá esperar un poco más con la esperanza de que haya pruebas más convincentes de la fortaleza de la economía, o avanzar con un incremento inicial para luego moverse lentamente, afirmó Dennis Lockhart, presidente de la Reserva Federal de Atlanta.

"Idealmente, me gustaría ver la disminución del desempleo y el aumento de la inflación antes del primer aumento de la tasa del banco centra ", dijo Lockhart a un grupo de empresario en West Palm Beach, Florida.

El funcionario aseveró también que un ritmo más sólido al momento del alza inicial en el tipo de interés podría permitir una marcha más firme y predecible para incrementos subsecuentes.

"Cuanto más sólidos sean los datos para el despegue inicial, más predecible puede ser el camino subsecuente de la tasa", señaló.

Pero Lockhart, que este año es miembro con voto en el comité que fija las tasas del banco central estadounidense, también advirtió que no habrá certezas sobre las metas de la Fed cuando se produzca el esperado despegue.

Añadió que él "puede estar cómodo" con la idea de que aumentos concretos en la inflación serían demasiado lejanos como para esperar para el alza inicial de la tasa de interés.

En general, Lockhart dijo que la economía parece estar creciendo más allá de la tendencia y espera que eso continúe a lo largo del año.

"Un panorama económico brumoso no es una circunstancia ideal para tomar una decisión política importante", dijo Lockhart. Pero, "a pesar de la debilidad reciente, no creo que la economía esté fallando, se esté estancando o se esté desacelerando de alguna manera fundamental", agregó.