Mercados

Desconcierto en mercado brasileño tras anulación de acusación a Dilma

La palaza carioca vivió una jornada de desconcierto, tanto en el sector bursátil como en el cambiario,luego que los esfuerzos por entablarle un juicio político a su presidenta se detuvieran
Bloomberg
09 mayo 2016 20:6 Última actualización 10 mayo 2016 5:0
Brasil sufre por escándalos de corrupción y déficit presupuestario. (Bloomberg)

Brasil sufre por escándalos de corrupción y déficit presupuestario. (Bloomberg)

Los mercados brasileños se vieron envueltos ayer en una vorágine luego que los esfuerzos por entablarle un juicio político a la presidenta Dilma Rousseff se vieran detenidos súbitamente en la Cámara Baja de ese país, avivando la preocupación de que uno de los rallies cambiarios y de acciones más grandes del mundo se pueda venir abajo.

Durante la jornada de ayer, el iBovespa, el índice bursátil de referencia en ese país, se desplomó hasta un 3.5 por ciento en operaciones intradía, mientras que el real, la moneda de la nación carioca, cayó hasta 4.6 por ciento. Más tarde, tanto el índice accionario como la moneda recuperaron las pérdidas.

La ola vendedora se detuvo luego que el jefe interino de la Cámara Baja pidiera una nueva votación sobre el juicio político, aceptando el argumento del fiscal general acerca de que el proceso de votación del mes pasado tuvo irregularidades de procedimiento. El Senado decidió continuar con el proceso de acusación.

La bolsa y la divisa brasileñas marcaron uno de los rallies más grandes en los mercados de este año, ante la especulación de que la acusación a Rousseff derivaría en la implementación de un nuevo gobierno, capaz de revertir la recesión más profunda del país latinoamericano en un siglo, controlar la inflación y reducir el déficit fiscal. Los analistas estaban divididos sobre la posibilidad de una anulación al juicio, sin embargo, los inversionistas se deshicieron rápidamente de sus posiciones, conforme la noticia iba fluyendo.

“Esto no iba a ser un proceso armónico y ordenado, algo que ahora quedó claro a la vista de todos”, dijo Nicholas Spiro, socio de Lauressa Advisory.

“La mejora radical en el sentimiento hacia Brasil fue alimentado por emociones que nunca parecieron convincente desde el inicio.”