Mercados

Déficit de EU incumple estimados; cierra enero
en baja de 10,400 mdd

El déficit presupuestario de Estados Unidos continuará su descenso en 2014 hasta los 514 mil millones de dólares, equivalente a un 3 por ciento del Producto Interior Bruto (PIB).
Reuters

12 febrero 2014 14:53 Última actualización 12 febrero 2014 14:55
[Bloomberg] El déficit acumulado del Gobierno para el año fiscal es de 290,000 mdd. 

[Bloomberg] El déficit acumulado del Gobierno para el año fiscal es de 290,000 mdd.

WASHINGTON.- El déficit presupuestario en Estados Unidos se situó sobre los 10 mil millones de dólares, contra un excedente de tres mil millones en enero de 2013, en una señal de que la recuperación de la economía está ayudando a las arcas del Gobierno a través de una mayor recaudación de impuestos.

El gobierno federal registró un déficit de 10 mil 400 millones de dólares el mes pasado, mientras los analistas esperaban 27 mil 500 millones, informó el Departamento del Tesoro en su comunicado mensual.

La semana pasada la Oficina de Presupuestos del Congreso (CBO, en sus siglas en inglés), estimó que el déficit presupuestario de Estados Unidos continuará su descenso en 2014 hasta los 514 mil millones de dólares, equivalente a un 3 por ciento del Producto Interior Bruto (PIB).



Se trata del déficit más bajo desde la llegada del presidente Barack Obama a la Casa Blanca en 2009.

La cifra es mejor que la estimada previamente, que situaba el déficit en 560 mil millones de dólares para el año fiscal 2014, que concluye a finales de septiembre, y por debajo de los 680 mil millones del ejercicio 2013, que representaron un 4.1 por ciento.

Para 2015, el déficit volvería a rebajarse hasta los 478.000 millones, lo que representaría un 2.6 por ciento del PIB.

No obstante, el panorama dibujado por la CBO, oficina no partidista, advierte de que a medio plazo el déficit volvería a subir a medida que los ingresos se mantienen estables y los gastos en salud por el envejecimiento de la población en Estados Unidos comienzan a aumentar.

Por ello, las proyecciones de la deuda federal contemplan un incremento
del 74 por ciento del PIB en 2014 a un 79 por ciento en 2024.