Mercados

Cuatro fuentes de volatilidad tras referéndum

La definición de la política económica de la Fed y del Banxico, así como la economía china y las elecciones en EU son factores a los que tendrán que estar atentos los mercados financieros.
23 junio 2016 22:22 Última actualización 24 junio 2016 5:0
[ Banxico recortó por tercera vez en el año su tasa de interés de referencia /Carlos Morales]  

El Banco de México podría tomar medidas extraordinarias en caso de que el peso reciba presiones internacionales. (Carlos Morales)

Después de concentrar la mayor parte de su atención en la votación en Reino Unido, los participantes de los mercados financieros pondrán su atención en al menos cuatro factores en lo que resta del año.

El primero de ellos es la definición en la política monetaria de la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed), cuya trayectoria es todavía incierta. Mientras los funcionarios de ese banco central se inclinan porque habría dos movimientos en su tasa de referencia en 2016, los inversionistas anticipan máximo uno.

De acuerdo con las negociaciones de futuros de fondos federales, la probabilidad de que la Fed incremente el costo del dinero en su reunión de julio es de apenas 10 por ciento, mientras que para septiembre y noviembre es de 31 y 33 por ciento, respectivamente. Para diciembre, la probabilidad es de 49 por ciento.

Durante el primer trimestre del año, el gigante asiático creció a su nivel más bajo desde 2009.

A nivel local, los inversionistas se mantendrán atentos a las medidas que implemente el Banco de México, pues aunque el organismo ha señalado que seguiría los pasos de la Fed, también podría tomar medidas extraordinarias en caso de que el peso reciba presiones internacionales.

“Si bien el peso recortó perdidas, tras posponer nuevamente en junio dicho incremento, la moneda mexicana volverá a presionarse conforme se acerque la próxima reunión, ya que siempre hay una probabilidad”, comentó Jorge Gordillo, director de Análisis Económico de CIBanco.

Otro de los eventos que podría modificar los flujos de capital en los próximos meses es el crecimiento económico de China. Luego de cuatro años en desaceleración, no es claro si el gigante asiático tocó fondo o comenzará a acelerar nuevamente.

Gerardo Orendain, director del segmento Wealth de BlackRock México, sostuvo que China encabeza la preocupación de los mercados financieros, ya que ha mostrado una constante pérdida de dinamismo económico y hay mucha incertidumbre sobre lo que en realidad sucede en su economía.

Además, entre los participantes del mercado se habla de que bancos en Pekin podrían tener serios problemas, aseguró.

Las elecciones en Estados Unidos también estarán presentes en el radar de los mercados financieros. De acuerdo con analistas, un triunfo de Hillary Clinton implicaría continuidad en las políticas económicas de ese país, mientras que uno de Trump podría significar cambios relevantes que afectarían las relaciones comerciales de ese país.

Para Alonso Cervera, economista en jefe para América Latina de Credit Suisse, el fortalecimiento en la campaña de Trump pone nerviosos a los inversionistas en países como México, pues la retórica antiinmigrante además de sus cuestionamientos sobre los tratos comerciales podría derivar en medidas económicas negativas poco favorables.

Las propuestas del candidato republicano, que incluye confiscar remesas para construir un muro y replantear el Tratado de Libre Comercio de América del Norte, no es buena noticia para los inversionistas, comentó.

Una encuesta realizada en Estados Unidos por Bloomberg/Morning Consult indica que los votantes que tienen dinero invertido en el mercado optan por Trump más que por Clinton -50 por ciento contra 33 por ciento- como mejor alternativa para su cartera.

Por último, los precios del petróleo también serán un elemento a considerar en las inversiones. El rebalanceo entre oferta y demanda globales no es claro y la opinión es dividida acerca de si la recuperación de las cotizaciones es sostenida.