Mercados

BMV hila cuarta alza y NYSE acumula cinco

Aunque sea en proporciones moderadas, los mercados accionarios continúan en su racha ascendente, en parte por el influjo positivo de la Fed, y las noticias económicas del día, pero con cautela ante ventas por retiro de ganancias.
Felipe Sánchez
19 junio 2014 16:4 Última actualización 19 junio 2014 16:26
  [Bloomberg] Ésta será una jornada de transición en la que las bolsas se moverán en un rango neutro. 

[Bloomberg] Ésta será una jornada de transición en la que las bolsas se moverán en un rango neutro.

CIUDAD DE MÉXICO.- Los mercados accionarios de México y Nueva York se debatieron este jueves entre factores encontrados, pero terminaron con ganancias.

Por un lado, hubo un ánimo precavido luego de las ganancias apreciables de la víspera propiciadas por el anuncio de política monetaria de la Fed, de manera que se presentó una ligera toma de utilidades.

En sentido positivo, hubo buenas noticias en los indicadores económicos del día en Estados Unidos, como una disminución en las solicitudes de seguro por desempleo semanales y en las personas que continúan solicitando subsidios por más tiempo. Pero la cifra más favorable fue un incremento por arriba de lo esperado en la actividad de manufacturas en la región de Filadelfia, el dato fue de 17.8 puntos, cuando se preveía una reducción de 15.4 a 13.4 unidades.


En México, la bolsa de valores concluyó con un avance moderado de 0.36 por ciento en 42 mil 957.36 unidades, con lo que ha ganado en las 4 sesiones de la semana. El volumen fue escaso, cambiaron de manos 167.2 millones de acciones y 106 mil 247 operaciones.

En Nueva York, el promedio Dow Jones subió 0.09 por ciento a 16 mil 921.46 puntos, mientras que el alza del índice S&P 500 fue de 0.13 por ciento a mil 959.48 puntos, un nuevo récord para este indicador. En contraste, la bolsa Nasdaq disminuyó 0.08 por ciento a 4 mil 359.33 unidades.

Por supuesto, todavía prevalece un buen ánimo luego de la reunión de la Fed, debido su perspectiva optimista sobre la marcha de la economía en Estados Unidos, pero al mismo tiempo una postura laxa sobre las tasas de interés, esto es, que permanecerán en mínimos varios meses después de que concluya el programa de relajamiento cuantitativo, actualmente en proceso de recorte gradual conocido como tapering.