Mercados

¿Cuáles fueron las monedas más afectadas por la fortaleza del dólar?

Región por región, te mostramos cómo le fue a las monedas del mundo frente al fortalecimiento de la divisa de Estados Unidos este miércoles. 
Redacción
06 enero 2016 20:55 Última actualización 06 enero 2016 22:13
Las remesas, el lado positivo en el alza del dólar

Pese al alza del dólar en los últimos 8 meses, no todas las consecuencias han sido negativas, un ejemplo de ello son las remesas, que en julio fueron de 2 mil 321 millones de dólares.

La fortaleza del dólar este miércoles afectó a unos países más que a otros. 

En las operaciones de media semana, el ser un productor de materias primas –principalmente petróleo- fue un factor de riesgo para los inversionistas, lo que influyó para que la reciente tendencia bajista del crudo no sólo afectara a los países productores, sino que se extendió a las naciones con una elevada sensibilidad en metales básicos y commodities de alimentos.

De acuerdo con la canasta de las principales monedas, los más afectados por la fortaleza del dólar fueron los productores de petróleo, en donde destacan no solo México, sino también Rusia, Brasil, Colombia y Venezuela. Sin embargo, las afectaciones también se extendieron a economías desarrolladas como Canadá y Gran Bretaña.

Paradójicamente, las menos afectadas fueron algunas naciones dependientes de petróleo, pero con una baja sensibilidad a las exportaciones de materias primas, como fue la moneda de Japón, el euro e incluso la moneda de la República Checa.


Para América Latina, su elevada dependencia de las exportaciones de materias primas influyó para que las monedas de la región reportarán su mayor baja de las últimas semanas.

Y es que la caída en el precio del petróleo y de otras materias primas eleva el riesgo de estos países ante la percepción de menores ingresos por exportaciones de commodities. Este día Argentina, Colombia y México fueron los más afectados por la volatilidad cambiaria.


Si bien para la mayoría de las naciones de esta región los bajos precios del petróleo son una buena noticia porque significan menor gasto en energéticos, los riesgos de que las materias primas continúen a la baja implican que la inflación también hagan lo propio y existen riesgos de que se entre a un nuevo periodo de deflación con bajo o nulo crecimiento económico. Australia y Malasia fueron las más afectadas por la fortaleza del dólar.



La apreciación del dólar afecto a la mayoría de las economías emergentes de Europa y es que el movimiento no solo limitará las expectativas de crecimiento de la región, sino que también influirá en la atracción de recursos de naciones fuera del bloque regional.

De hecho, las más afectadas fueron las naciones con elevada dependencia en las exportaciones de materias primas como Rusia (petróleo), Polonia (petróleo, hierro y acero) y Turquía (petróleo, hierro y acero).


Para las economías desarrolladas su elevada dependencia de las exportaciones con elevado contenido de investigación y desarrollo les permitió sortear las presiones cambiarias.

Naciones como Japón y Suiza y el bloque de la Eurozona pudieron resistir las presiones de la moneda estadounidense e incluso salieron ganando. Por el contrario, el perfil de exportadores de petróleo de países como Canadá y Gran Bretaña influyó para que sus monedas se debilitaran frente al dólar estadounidense.