Mercados

Crudo WTI repunta a máximos de 4 semanas

La especulación de que las existencias del crudo descendieron por décima semana consecutiva en el punto de entrega clave de Estados Unidos apoyaron el avance del energético texano.
Efraín H. Mariano
08 abril 2014 15:44 Última actualización 08 abril 2014 15:45
[El crudo de WTI sigue acumulando caídas; hoy registró una baja de 1.04% / Bloomberg] 

[El crudo de WTI sigue acumulando caídas; hoy registró una baja de 1.04% / Bloomberg]

CIUDAD DE MÉXICO.--Las cotizaciones del petróleo texano repuntaron a un máximo de cuatro semanas en el mercado de Nueva York, estimuladas por la especulación de que las existencias del crudo descendieron por décima semana consecutiva en el punto de entrega clave de Estados Unidos.

La depreciación del dólar y el regreso al primer plano de las tensiones geopolíticas entre Rusia y Estados Unidos agregaron un impulso adicional a las cotizaciones del crudo.

En Nueva York, el convenio del crudo WTI con liquidación en mayo se disparó 2.12 dólares, o 2.1 por ciento –su mayor ganancia desde el 3 de marzo-- para cerrar en 102.56 dólares por barril, su pizarra más alta desde el 7 de marzo. En lo que va del año acumula una ganancia de 4.2 por ciento.

En Londres, el contrato del crudo Brent para entrega en ese mismo mes se disparó 1.85 dólares, o 1.7 por ciento, para cerrar en 107.67 dólares el barril, su mayor pizarra desde el 31 de marzo.

El diferencial entre ambos energéticos se redujo a 5.11 dólares, lo más estrecho desde el 2 de octubre.

Los inventarios en el punto de entrega Cushing, en Oklahoma, han disminuido 35 por ciento a 27.3 millones de barriles en las nueve semanas que concluyeron el 28 de marzo. El mercado espera una nueva reducción para cuando se conozcan las cifras mañana.

Operadores agregaron que el avance de las cotizaciones de los energéticos también estuvo asociado a factores de carácter geopolítico.

Autoridades de Ucrania enviaron fuerzas de seguridad a Kharkiv para limpiar de separatistas a la segunda mayor ciudad del país. Rusia advirtió que la ofensiva de su vecino corre el riesgo de desatar una guerra civil, mientras Estados Unidos acusó a Moscú de incitar la confrontación.