Mercados

Crudo Brent, cerca de máximos de 9 meses;
WTI cierra plano

Debido a las preocupaciones sobre una potencial interrupción de las exportaciones de crudo desde Irak, el segundo mayor productor de la OPEP, el Brent terminó en 112.94 dólares por barril, tras alcanzar un máximo intradía de 113.28 dólares.
Redacción
16 junio 2014 11:20 Última actualización 16 junio 2014 16:29
[Bloomberg]Futuros del crudo en Estados Unidos cierran con una alza de 12 centavos. 

[Bloomberg]Futuros del crudo en máximos de 9 meses

Las cotizaciones del petróleo londinense cerraron el lunes cerca de máximos de nueve meses, al persistir el impacto por la violencia en Irak, el segundo mayor productor de crudo de la OPEP.

En Londres, el contrato del crudo Brent con liquidación en agosto avanzó 48 centavos de dólar a 112.94 dólares, después de escalar el viernes a un máximo intradía de 113.28 dólares, su pizarra más alta desde el 9 de septiembre.

Analistas de Wall Street estiman que el crudo londinense cerrará el año en 116 dólares.

En Nueva York, el contrato del crudo WTI para entrega el próximo mes, que escaló el viernes hasta 107,44 dólares, su mejor cotización desde el 19 de septiembre, cerró este lunes en 106.90 dólares, con una caída de 1 centavo.

Ambos energéticos repuntaron más de cuatro por ciento la semana pasada por las preocupaciones sobre una potencial interrupción de las exportaciones de crudo desde Irak.

Los futuros del petróleo subían en una volátil sesión el lunes, debido a que el avance de insurgentes suníes en Irak agudizaba. 

Militantes suníes amenazan a Bagdad y buscan establecer su propio estado en Irak y Siria. El domingo, insurgentes suníes tomaron el control de una ciudad habitada en su mayoría por turcomanos en el noroeste de Irak, luego de fuertes enfrentamientos, consolidando su control en el norte del país.

Los mercados energéticos están a la espera de cualquier señal de amenaza inmediata a los suministros petroleros de Irak, la mayoría de los cuales se ubican a cientos de kilómetros al sur del área de los enfrentamientos.

El secretario de Estado estadounidense, John Kerry, dijo que Estados Unidos estaba considerando ataques aéreos para ayudar al Gobierno iraquí a repeler la insurgencia, así como posibles discusiones con Irán.