Crecimiento de ahorro externo prende ‘focos amarillos’
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Crecimiento de ahorro externo prende ‘focos amarillos’

COMPARTIR

···

Crecimiento de ahorro externo prende ‘focos amarillos’

Si bien el ahorro financiero externo ha traído beneficios a la economía mexicana, también genera una condición de vulnerabilidad ante condiciones de volatilidad financiera.

Clara Zepeda
11/09/2018

El acelerado crecimiento del ahorro financiero externo en el país podría ser un foco amarillo en la economía mexicana, pues, de acuerdo con especialistas, el país se vuelve más vulnerable debido a la volatilidad de este tipo de recursos.

Apenas en 2007, el ahorro externo, conformado por la tenencia de extranjeros en instrumentos de deuda emitidos en el país, así como por deuda del sector público y por crédito bancario y deuda del sector privado emitida en el extranjero, alcanzaba un monto equivalente al 11 por ciento del PIB, mientras que para 2018, esa proporción ha subió al 30 por ciento.

“Si sigue incrementándose a una gran velocidad podría representar un riesgo a la estabilidad económica, ya que nos colocaría en una condición de vulnerabilidad por el riesgo que representa ante su posible volatilidad”, señaló José Méndez Fabre, presidente de la Asociación Mexicana de Instituciones Bursátiles (AMIB).

Es preocupante, añadió, aun cuando ha traído beneficios para nuestra economía, ya que disponemos de mayores recursos para financiar la inversión que requiere el país.

El ahorro financiero total (interno y externo) en México equivale aproximadamente a 98 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) del país, con un saldo cercano a los 21 billones de pesos.

El ahorro financiero interno, que se compone principalmente de inversionistas institucionales (Afores, fondos de inversión y aseguradoras), aumentó de 47.8 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) nacional en 2007 a 63.6 por ciento del PIB en junio de 2018, según datos del Sexto Informe de Gobierno. Aunque esta proporción aumentó, expertos aseguran que es necesario aumentar su ritmo de crecimiento.

“Resulta necesario elevar la tasa de ahorro total del país, siendo esto fundamental para el crecimiento económico, ya que una tasa de ahorro total elevada, implica mayor disponibilidad de recursos para invertir, por lo que en buena medida, el monto de financiamiento estará correlacionado con el monto del ahorro”, aseguró Fabre.

Por ello, La Asociación Mexicana de Instituciones Bursátiles, la Asociación de Bancos de México (ABM), la Asociación Mexicana de Afores (Amafore) y la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS) buscan impulsar con Carlos Urzúa, el futuro secretario de Hacienda, su propuesta para reformar el sistema de pensiones y para fomentar un mayor ahorro interno.

De acuerdo con la Fundación de Estudios Financieros, un centro de Investigación independiente sobre el sistema financiero que reside en el ITAM, “México tiene una mayor dependencia del ahorro externo que le generará vulnerabilidades a la economía”.