Mercados


Crecen emisiones de deuda en dólares de mercados emergentes

Un aumento del dólar podría significar malas noticias para las compañías de mercados emergentes con una gran cantidad de deuda en dólares e ingresos principalmente en una moneda local.
Bloomberg
02 mayo 2017 21:12 Última actualización 03 mayo 2017 5:0
dólar. (Shutterstock)

dólar. (Shutterstock)

Las empresas de mercados emergentes están apareciendo en el mercado de deuda de Estados Unidos al ritmo más rápido de la historia, y sus bonos encuentran un gran apetito.

Las ventas de valores denominados en dólares han aumentado a alrededor de 160 mil millones de dólares este año, más del doble de las ofertas que se registraban en el mismo punto de 2016 y el mejor inicio de año que se haya registrado, según datos compilados por Bloomberg desde 1999. Los activos de los mercados emergentes se desplomaron después de la sorpresiva elección de Donald Trump en noviembre, pero se han recuperado rápidamente; los bonos rinden un 4 por ciento este año y superan a la deuda estadounidense de grado de inversión y alto rendimiento.

La avalancha de emisiones comenzó cuando las empresas que anticipaban un aumento en los costos de endeudamiento en medio del estímulo económico de Trump se apresuraron a vender notas antes de su investidura el 20 de enero. Pero el aumento previsto nunca se materializó, lo que amplió la ventana para que compañías como Petrobras y Pemex buscaran acuerdos multimillonarios. Encontraron mucha demanda de inversionistas interesados ​​en comprar deuda de corto plazo que estuviera mejor aislada contra las crecientes tasas de interés de Estados Unidos.

economia

Jean-Dominique Butikofer, jefe de mercados emergentes para renta fija de Voya Investment Management en Atlanta, dijo que ha visto un nuevo interés en los mercados emergentes de inversionistas que ya poseen bonos de alto rendimiento estadounidenses o deuda soberana de mercados emergentes más vulnerables al alza de las tasas de interés.

“Lo que se busca es ser menos sensible a las tasas de Estados Unidos, pero todavía diversificarse y aprovechar la recuperación en el crecimiento de los emergentes”, dijo Butikofer, cuya firma gestiona 217 mil millones de dólares. “Gradualmente se van a agregar empresas de mercados emergentes”.

El universo invertible para la deuda corporativa de los mercados emergentes es pequeño, pero crece rápidamente, con alrededor de 433 mil millones de dólaers en circulación, de acuerdo con datos del Índice Bloomberg Barclays. Eso representa una décima parte del tamaño del mercado crediticio de grado de inversión de los Estados Unidos.
Cambio económico.

Las naciones en vías de desarrollo ahora dependen menos de la exportación de sus bienes a los Estados Unidos y más en el consumo local que antes, dijo Samy Muaddi, un administrador de fondos con sede en Baltimore en T. Rowe Price Group, que supervisa 862 mil millones de dólares.

“El modelo de crecimiento de ME ha cambiado realmente en los últimos 10 a 20 años”, dijo Muaddi. “El consumo ha aumentado como parte del PIB en muchos de los países en los que estamos involucrados. Este factor de crecimiento es bastante duradero, independientemente de la política estadounidense”.

La deuda de Indonesia, Argentina y Brasil es particularmente atractiva ya que esos países implementan reformas económicas, dijo Muaddi. Si bien las políticas comerciales de Trump pueden ser una mala noticia para las compañías mexicanas si desecha el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), dijo que muchos de los mayores riesgos geopolíticos del mundo se encuentran en los mercados desarrollados, comolas negociaciones del Brexit para dejar la Unión Europea o el resultado de las elecciones en Francia. Eso está actualizando la dinámica habitual en la que los mercados emergentes se consideran menos estables.

‘PECADO ORIGINAL’
Siguen existiendo riesgos. Un aumento del dólar podría significar malas noticias para las compañías de mercados emergentes con una gran cantidad de deuda en dólares e ingresos principalmente en una moneda local. El exceso de deuda en el extranjero ha impulsado la deuda total de empresas extranjeras que vence en los próximos cinco años a 1.58 billones de dólares, según el Instituto de Finanzas Internacionales.

Alrededor del 80 por ciento de ese monto está denominado en dólares.
Eso podría causar problemas, según Ricardo Hausmann, director del Centro de Desarrollo Internacional de la Universidad de Harvard.

“(Un aumento del dólar ) hará que sea mucho más difícil pagar para las empresas y los soberanos con el ‘pecado original’”, dijo Hausmann. Él acuñó el término hace casi dos décadas en referencia a la dependencia de estos países a la deuda.