Mercados

Consolidan mejoría las cifras económicas en EU

Los indicadores económicos de Estados Unidos dan respiro a los mercados internacionales, mismos que se encuentran inmersos en problemas geopolíticos y de menor demanda industrial.
Mauro Álvaro Montero
30 marzo 2014 20:56 Última actualización 31 marzo 2014 5:5
  [Bloomberg] Los débiles datos económicos motivaron la caída, que fue amortiguada por el repunte en el empleo en EU. 

[Bloomberg] Los débiles datos económicos motivaron la caída, que fue amortiguada por el repunte en el empleo en EU.

CIUDAD DE MÉXICO.- Sin señales claras que brindaran confianza, los últimos datos en Estados Unidos mostraron que hay cierta recuperación en la economía más grande del planeta.

Lecturas como las peticiones de desempleo, que cayeron en la última semana 9 mil unidades; el ingreso y el gasto personal; la confianza del consumidor superior a la lectura del mes previo, así como mejores previsiones para indicadores en los siguientes días, son el fundamento para que los mercados tomen las cosas con más calma.

Prueba de ello es la caída en los instrumentos usados como cobertura, que disminuyeron notablemente su operatividad al menos en las dos últimas sesiones en los mercados internacionales.


Apenas en diciembre pasado la cifra del ingreso personal cayó a un mínimo de seis meses, pero en el último trimestre revirtió la tendencia y apunta a una mejoría; los datos mostrados de 0.3 por ciento en enero, febrero y marzo, por el Buró de Análisis económico, así lo reflejan.

En tanto, el gasto personal se mantuvo en línea con las expectativas de mercado, en 0.3 por ciento desde una cifra revisada de 0.2 por ciento en febrero; asimismo, la confianza de la Universidad de Michigan mostró un ligero incremento de 0.1 unidades, a una lectura de 80 puntos, tomando en consideración que el indicador venía mostrando un declive en enero y febrero.

Todo esto puede ser un indicio de que junto a los últimos datos que se han publicado en ese país, la economía podría estar calentándose después de la pausa generada por el intenso frío de principios de año, lo que en su momento parecía que pondría nuevamente a trastabillar a la actividad económica.