Mercados

Confianza
del consumidor
en EU cae: U. Michigan

La confianza del consumidor en Estados Unidos bajó, según la encuesta de la Universidad de Michigan, la cual mostró que los pobladores creen que las condiciones económicas no están mejorando en julio.
Mauro Álvaro Montero
20 julio 2014 21:40 Última actualización 21 julio 2014 5:5
Comprador

(Foto: Bloomberg/Archivo)

CIUDAD DE MÉXICO.- La Universidad de Michiganen conjunto con Thomson Reuters realizan la investigación que determina cuál es el sentir de los consumidores respecto a la situación económica que viven en sus hogares, y toma en consideración las variables: finanzas personales, condiciones de negocios y condiciones de compra de los usuarios.

El sondeo ubicó al índice que mide el sentimiento en 81.3 puntos, una caída de 1.2 enteros desde la cifra de junio en 82.5, y muy por debajo de la de 85.1 de hace 12 meses.

El mes pasado el indicador había mostrado un leve repunte, y se debe resaltar que ha estado por arriba de los 80 puntos en los últimos 8 meses, y se puede deducir que los resultados han estado en línea con las cifras de empleo que han mejorado para esa nación, y con un leve aumento en el ingreso personal y del gasto personal.

La tasa de desempleo está en niveles de casi seis años atrás en 6.1 por ciento; en tanto, las peticiones de ayuda al gobierno por falta de trabajo también están en sus mínimos en cerca de 7 años, lo que le ha dado fuerza al indicador de la sensibilidad.

Mientras el gasto y el ingreso, a pesar de tener ligeros avances, lo cierto es que le ha quitado fuerza al dato de confianza, y no es de esperarse, ya que el consumo ha sido más fuerte que las entradas de efectivo para las familias.

FACTORES
En este sentido, sí han mejorado el empleo y algunas cifras económicas como las que ya se mencionaron, pero también existen componentes que le dan más certeza a los consumidores, como es el hecho de que la economía también presente algo de aceleración, y en las cifras de venta de casas nuevas y de segunda mano, se puede ver reflejado el dinamismo que podría existir.

En los últimos meses estos factores han ido en aumento; sin embargo, existen otros que pudieran contraer los avances de la confianza, que son los permisos de construcción, construcciones iniciales y construcciones nuevas, los que presentan una notable caída, y que pudieran elevar los precios de las viviendas ante una menor oferta e incremento de demanda.