Mercados
Guillermo Prieto Treviño, ex presidente de la BMV.

Con dos bolsas de valores en México no crecerá el mercado, advierten

El experto cree que el mercado se fragmentará y habrá menor liquidez, una canibalización, salvo que la nueva bolsa traiga una cartera de empresas potenciales.
Clara Zepeda
22 mayo 2016 20:21 Última actualización 23 mayo 2016 5:0
Módulo especial brokers, bolsa. (Especial)

Módulo especial brokers, bolsa. (Especial)

CIUDAD DE MÉXICO.- La puesta en operación de una nueva bolsa de valores en México no va hacer que haya un mayor número de empresas públicas en el país y sólo se va a fragmentar la liquidez e incrementar los costos de financiamiento en el mercado de capitales, afirmó Guillermo Prieto Treviño, ex presidente de la Bolsa Mexicana de Valores.

En entrevista con El Financiero, Prieto Treviño explicó que los retos fundamentales del mercado bursátil en México siguen siendo los mismos desde hace unas décadas, que son baja liquidez y un segmento de capitales pequeño, de apenas 137 emisoras listadas, por decir los más relevantes.

“Mi impresión, por el tamaño que tiene el mercado accionario mexicano es: uno, con una segunda bolsa de valores no va haber más empresas listadas; dos, se va a fragmentar la liquidez; y tres, se van a incrementar los costos a los participantes”, precisó Prieto Treviño, quien dirigió la BMV durante en el periodo 2001-2009.

Reconoció que el universo de los títulos accionarios está acotado, pues las empresas medianas, fundamentalmente, se rehúsan a financiarse en un mercado de capitales, toda vez que los intermediarios bursátiles, las casas de bolsa, no están haciendo su labor de llevar a nuevas emisoras a estrenarse en Bolsa.

En octubre del año pasado, Central de Corretajes (CENCOR) pidió autorización a la Secretaría de Hacienda para organizar y operar una nueva bolsa de valores en México, argumentando que quieren abrir la competencia y entrar a la dinámica mundial de tener más de una entidad bursátil en el país.

Fundado en 1988, CENCOR, dedicado al desarrollo de infraestructura para los mercados financieros en México y Latinoamérica, planea contribuir al desarrollo del mercado de valores mexicano, con la creación de la Bolsa Institucional de Valores (BIVA).

MERCADO ACOTADO

Guillermo Prieto consideró que las autoridades financieras deben ser extremadamente cuidadosas en la decisión que van a tomar, pues el mercado está acotado y la nueva bolsa va dirigida al nicho accionario. No va a un segmento diferente, que impulse, por ejemplo, desde el crecimiento de las compañías con capital semilla.

“La competencia sin duda es sana cuando va en beneficio del consumidor final, en este caso los inversionistas. Si una nueva bolsa fomentara la competencia y eso se traduce en mejores condiciones de operación, sin duda sería el camino correcto, pero no tenemos un NYSE o un Nasdaq, con 12 mil empresas listadas (…). Lo que va a pasar es que una se va a ‘canibalizar’ a la otra”, sentencia.

Prieto Treviño, ahora presidente ejecutivo de la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores (AMDA), destacó que sería muy oportuno que se hiciera un estudio de competencia económica, pues considera que para que el mercado bursátil crezca se tiene que hacer más eficiente a la BMV, donde se reúnen oferentes y demandantes, y que los intermediarios realmente lleven nuevas empresas a listarse.

Con la internacionalización y globalización en los mercados bursátiles, la BMV tiene mucha competencia; si bien las autoridades mexicanas quieren abrir la competencia en el sistema financiero, que dejen a las Afores invertir directamente en Bolsa, que a los fondos de inversión, que son como Afores, no sólo capten ahorro voluntario, también que capten ahorro obligatorio, que se abra otro Indeval.

“No veo la competencia abriéndose con una nueva Bolsa, pues se va a fragmentar la liquidez, al menos que ya traigan en su cartera 100 empresas a listar, pero si no es así, no va a ser más profundo, más líquido, ni más barato. No hay un argumento convincente de que eso va a pasar”, puntualizó.