Mercados

WTI no ‘amarra’ los 50 dólares, pero ya ha dado 88% en 4 meses

Las pizarras tuvieron por cerca de 2 horas el nivel de 50 dólares para el precio del petróleo en Nueva York, pero no pudo retenerlo, por ahora.
Álvaro Montero
  [Bloomberg] El crudo WTI aumentaba 0.15%, para así ubicarse en 93.18 dólares.

[Bloomberg] El crudo WTI aumentaba 0.15%, para así ubicarse en 93.18 dólares.

Tras haber superado durante la jornada el techo de los 50 dólares, los precios internacionales del petróleo perdieron fuerza y finalizaron con caídas marginales. Sin embargo, el rendimiento que han obtenido desde sus niveles mínimos del año los ubica como una de las inversiones más rentables de 2016.

Apenas el 11 de febrero, el WTI marcó un mínimo de 12 años de 26.21 dólares, pero ayer se ubicó en 49.48 dólares, lo que implica una ganancia de 88.8 por ciento en poco más de cuatro meses.

En tanto, el Brent tocó fondo en 27.88 dólares en el primer mes del año y al cierre del jueves se ubicó en 49.59 dólares, es decir, 77.9 por ciento arriba. Lo anterior, según analistas, sugiere que la estrategia de Arabia Saudita por fin está dando resultados.

El enfoque de Arabia Saudita de sofocar a los proveedores de altos costos ahora casi ha logrado erradicar la sobreoferta mundial. Todos excepto uno de 27 analistas encuestados por Bloomberg dijeron que la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) seguirá con la actual estrategia actual y no establecerá límites a la producción cuando los ministros se reúnan en Viena el 2 de junio.

“Puede que no parezca una victoria si se lo compara con cuando el petróleo valía 100 dólares por barril, pero la estrategia de Arabia Saudita está funcionando, ya que se han visto importantes disminuciones en la producción en distintas partes, y los precios están yendo hacia arriba”, dijo Seth Kleinman, jefe de investigación de energía de Citigroup. “Lo que hace que las posibilidades de que abandonen el plan sean aún más remotas”.

No obstante, un mayor precio del petróleo podría alentar a los productores de esquisto a retomar proyectos que habían cerrado por los bajos precios, lo que podría desembocar en un nuevo sobreabasto.

Además, los recortes que han sufrido Nigeria y Canadá también están ayudando a reequilibrar al mercado, pero podrían ser pasajeros.
“Las últimas reducciones fueron resultado de cortes de energía y es improbable que estos vayan a durar”, dijo Giovanni Staunovo, analista de UBS.

El atractivo de los precios puede ser un botón que puede llamar a otros productores.

El ascenso de los precios del petróleo podría reactivar los pozos que han sido parados por precios que no eran atractivos para explotarlos. La estrategia de la OPEP, liderada por Arabia Saudita, de preocuparse por la cuota de mercado y no por los precios le ha funcionado, ya que los productores de petróleo de esquisto optaron por abandonar el campo, pero el que las cotizaciones vuelvan a revalorizarse podrían despertar el apetito de los productores norteamericanos y canadienses principalmente.