Mercados

Suspenso en la Fed
le quita brillo al oro

Entre la Fed y los datos económicos estadounidenses, como el empleo, tienen al precio de la onza de oro estancado sobre los mil 300 dólares.
Álvaro Montero
Mauro Álvaro Montero
05 septiembre 2016 5:0
oro

(Bloomberg)

El oro viene cuesta abajo en el último mes y todo se lo debe a las indecisiones de la Reserva Federal, que no deja en claro que es lo que hará, hace unos días su presidenta, Janet Yellen, dio indicios de que si habrá un alza de la tasa este año y algunos otros miembros respaldan esta posibilidad frente a un mejor panorama en el sector laboral estadounidense.

Pero también, los hay quienes aseveran que las tasas deben permanecer bajas, como es el caso del presidente del Banco de la Reserva Federal de Chicago, Charles Evans, ante la incertidumbre de crecimiento interno y global, que tienen perspectivas cada vez menores en su desempeño.

Ante este escenario, el metal dorado ha sucumbido varias veces cada vez que se acerca una reunión clave del banco central, pero también se ha beneficiado cada vez que los datos económicos no le favorecen a sus mandatos, es decir, al empleo e inflación como sucedió el viernes con un menor número de empleos creados en agosto. Aunque la presidenta en su última aparición se pronunció que se acercan al pleno empleo, pero en sus minutas de la pasada reunión dejan en claro que no existe consenso entre sus integrantes para las decisiones de política monetaria.

Sin embargo, la probabilidad implícita en la negociación de los fondos federales da el 59 por ciento para diciembre; en la junta de este mes sólo es de 32 por ciento y en noviembre de 36.4 por ciento y ello mantiene a la onza acechando los mil 300 dólares.

En el año, el oro acumula una ganancia de 25 por ciento -llegó a ser de 29 por ciento-, incluso con la presión bajista de la Fed conserva el piso psicológico de mil 300 dólares. Las encuestas levantadas por Bloomberg ponen al oro para cerrar el año en mil 350 dólares con un máximo de hasta mil 500 dólares.