Mercados

Sin freno, el precio
de la carne de res

El precio de la carne de res se mantiene por octava sesión consecutiva por arriba de los 2.40 dólares la libra, lo que refleja un incremento en el año de 44.5 por ciento.
Álvaro Montero
Mauro Álvaro Montero
14 octubre 2014 5:10
Carne de res

(Cuartoscuro)

CIUDAD DE MÉXICO.- La carne de res en el mercado internacional se consolida en un soporte de 2.40 dólares por libra.

Es el mayor precio para el producto en la historia del Chicago Mercantile Exchange (CME); al inicio de este mismo año la cotización fue de 1.65 dólares, lo que significa un avance de 45 por ciento.

La crisis de carne en los mercados internacionales se acentúa en los rastros de Estados Unidos.

Según la Agencia de Agricultura de ese país, se reporta una caída de 7.1 por ciento en los sacrificios respecto al mismo periodo del año anterior.

En el mismo mercado, la res en pie llegó a su máximo registro al cotizar en 1.665 dólares la libra; es decir, en 12 meses ha subido 23.8 por ciento desde 1.345 dólares.

En este contexto, la carne en el mercado nacional manifiesta un avance importante, según cifras del INEGI, como reflejo de lo que sucede en el mercado global.

En promedio, el producto cárnico aumenta en el año 17.8 por ciento; con incrementos de hasta 58 por ciento, como es el caso de la pulpa molida, que pasó de 82 a 130 pesos el kilo, conforme a lo publicado por el INEGI.

Por otro lado, la carne de cerdo magra en Chicago se mantiene lejos del máximo histórico alcanzado en junio, de 1.3387 dólares la libra, ahora se cotiza en 1.093 dólares.

Sin embargo, esta caída de 18.4 por ciento respecto de su récord, todavía le alcanza para reflejar en el año un balance positivo de 28 por ciento.

Recordemos que las alzas en los precios están ligadas a la baja producción e inventarios que sufrieron un efecto adverso por enfermedades, sequías y los altos precios del alimento del ganado que se dispararon con un promedio de 22 por ciento en el primer trimestre de este año, tras la especulación de que habría una caída en la producción a falta de lluvia en los principales países productores.