Mercados

Semana de pérdidas en cotizaciones del petróleo

Los precios del petróleo hilaron su segunda semana de pérdidas, frente a factores como alta producción, baja demanda y un dólar fuerte que le vino a restar a las cotizaciones.
Álvaro Montero
petróleo

(Bloomberg)

Concluyó la semana para los precios del petróleo con un nuevo saldo desfavorable, enmarcado por los altos inventarios de Estados Unidos y por la nula disposición de productores de efectuar una reducción en el bombeo de crudo, además de un refortalecimiento del dólar.

En la semana que terminó el 23 de octubre, el saldo adverso de los referenciales fue de 5.63 por ciento para el WTI, que pasó de 47.26 a 44.60 dólares el barril, con lo que perforó el soporte psicológico de 45 unidades después de haberlo conservado por 14 jornadas.

El crudo Brent registró un saldo semanal de 4.89 por ciento en descenso, lo que le significó pasar de 50.46 a 47.99 dólares el barril negociado.

Para la mezcla de petróleo de Pemex las cosas no fueron distintas, en la semana tuvo un desempeño negativo con un declive de 5.61 por ciento, lo que le valió descender de los 40.27 hasta los 38.01 dólares el tonel, de hecho, todas sus cotizaciones de la semana fueron adversas.

Con este resultado en los precios de los crudos se hilaron dos semanas de pérdidas en las que acumulan porcentajes considerables, el WTI 10.14 por ciento, en tanto, el Brent con 9.54 por ciento y la Mezcla de Pemex con registro de 11.73 por ciento.

El miércoles pasado se llevó acabo la junta de la OPEP (Organización de Países Exportadores de Petróleo) con países no miembros, se había especulado sobre posibles acuerdos que pudieran aliviar los alicaídos precios, sin embargo, en la reunión no hubo acuerdos, ni precios objetivos que se deban alcanzar, algo que pudiera animar las cotizaciones.

Por el contrario, en esa misma sesión el Departamento de Energía de Estados Unidos advertía en su informe semanal sobre las existencias de petróleo, y que estas habían ligado su quinto ascenso y se mantenían en niveles muy cercanos a su máximo histórico alcanzado el pasado abril, lo que provocó que las cotizaciones se cayeran a su mínimo del mes.